Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

En plena Avenida Alvear un supermercado chino reemplazará a una lujosa marca

La firma alemana Escada abandonó el país hace siete meses debido a las trabas a las importaciones. Ahora se viene un súper chino. ¿Qué opinan los vecinos? (Ciudad de Buenos Aires) Un nuevo supermercado chino no sería novedad dado el exponencial crecimiento que han tenido en los últimos años- se estima que en la actualidad superan los 10000 locales a nivel nacional- si no fuese porque está ubicado en plena...

La firma alemana Escada abandonó el país hace siete meses debido a las trabas a las importaciones. Ahora se viene un súper chino. ¿Qué opinan los vecinos?

(Ciudad de Buenos Aires) Un nuevo supermercado chino no sería novedad dado el exponencial crecimiento que han tenido en los últimos años- se estima que en la actualidad superan los 10000 locales a nivel nacional- si no fuese porque está ubicado en plena Avenida Alvear; allí donde antes funcionaba el comercio de ropa de lujo Escada , que debió cerrar sus puertas por las trabas a las importaciones.

El amplio local, de más de 200 metros cuadros, habría sido pagado, de acuerdo a lo publicado por Ámbito Financiero , en un valor aproximado de 1,5 millones de dólares. La adquisición forma parte de una expansión de los supermercados chinos a barrios exclusivos que no abarca sólo a Recoleta sino también a Puerto Madero.

El precio del metro cuadrado en la zona de la Avenida Alvear no baja de los 3000 dólares el metro cuadrado, y puede tener un techo de hasta más 5500 dólares, informaron a LA NACION desde la inmobiliaria Bullrich SA.

Escada, una firma alemana fundada en 1978, fue la primera en iniciar el éxodo de marcas de lujo que dejaron el país debido a la dificultad para traer del exterior sus mercancías. Le siguieron, entre otras, Calvin Klein, Yves Saint Laurent, Kenzo y Louis Vuitton

Pese a que la transacción, de acuerdo al matutino ya fue realizada, en una recorrida por la zona se pudo comprobar en gran parte el desconocimiento de los vecinos, mientras que otros levantaban la nariz o se creían que se trataba de un chiste. Ver para creer…

 

Comentarios

Ingresa tu comentario