Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

En Núñez y Belgrano temen por nuevo caos de trapitos durante el superclásico

En Ciudad Universitaria van a reforzar la seguridad, tras hechos de violencia sufridos por estudiantes.

(CABA) Para evitar que los “trapitos” se adueñen de las playas de estacionamiento de la Ciudad Universitaria y prevenir desmanes e incidentes provocados por barras bravas en el campus, las autoridades de la Universidad de Buenos Aires (UBA) se vieron obligadas a cambiar la seguridad privada y, además, planean reforzar el operativo de prevención de cara al partido de mañana entre River y Boca por la Copa Libertadores, en el Monumental.

Pero el conflicto no termina allí. El caos invade toda la zona cercana al estadio cada vez que River juega de local. La problemática de los “cuidacoches” altera a los vecinos de Núñez y Belgrano, que el año pasado hicieron casi 600 denuncias (el 35 % del total) por personas que exigieron una retribución para el cuidado de autos en la vía pública, según datos del Ministerio Público Fiscal porteño, informó el periodista Juan Landa en el diario La Nación.

La suma que piden los trapitos en esos barrios habitualmente ronda los 100 pesos, pero mañana podrían llegar a pedir 200.

En los últimos encuentros de River, las playas de estacionamiento de la Ciudad Universitaria, donde funciona la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, fueron escenario de incidentes con los trapitos.

Rompieron vidrios, hubo robos a particulares y de materiales de las obras que se realizan en el campus, peleas entre hinchas y, sobre todo, creció la población de trapitos.

trapitoss

Comentarios

Ingresa tu comentario