Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

En los últimos 15 años se duplicó la cantidad de autos en la Ciudad

Entre 1998 y 2013 la cantidad de autos que entran y circulan en la ciudad, pasaron de 650.000 a 1.316.000. (CABA) A pesar de los continuos aumentos de los peajes y la nafta, en los últimos 15 años se duplicó la cantidad de vehículos que ingresan a la Capital, que durante el año hoy superan ampliamente el millón. Esto sucede porque muchas personas optaron por ir a vivir a barrios...

Entre 1998 y 2013 la cantidad de autos que entran y circulan en la ciudad, pasaron de 650.000 a 1.316.000.

Transito3

(CABA) A pesar de los continuos aumentos de los peajes y la nafta, en los últimos 15 años se duplicó la cantidad de vehículos que ingresan a la Capital, que durante el año hoy superan ampliamente el millón. Esto sucede porque muchas personas optaron por ir a vivir a barrios cerrados en el conurbano, pero también por que cada vez se venden más autos y por el mal funcionamiento del transporte público.

Según Vialidad Nacional, entre 1998 y 2013 la cantidad de vehículos que llega a la Ciudad saltó de 650.000 a 1.316.000. Esa fue la cifra que entró el 22 de diciembre, último día hábil del año pasado. Aunque en este enero, como ocurre todos los veranos, la cantidad se redujo a 850.000.

Hace diez años entraban 800.000 vehículos por día y se patentaban 600.000 por año –detalla Ernesto Arriaga, especialista en tránsito y vocero de Vialidad Nacional–. Ahora hay casi un millón de patentamientos anuales y en el último año salieron 616.000 motos a la calle. Mientras, en los últimos diez años el parque automotor de Capital pasó de 600.000 a un millón de vehículos, de los cuales circulan 600.000”.

El movimiento entre Capital y conurbano se incrementó mucho de la mano del desarrollo de los barrios cerrados. “Una gran cantidad de porteños se fue a vivir al Gran Buenos Aires, donde hubo mucha construcción –asegura Arriaga–. Por ejemplo, en el sur del GBA está la Estancia Abril y hay otros cinco mega emprendimientos. En el Oeste, hasta Luján hicieron más de 16 barrios privados, y en la Panamericana, entre los ramales Pilar, Tigre y Campana, hay 46. Mientras, a la vera de la autopista Ezeiza-Cañuelas hay otros 15”.

En algún momento se decidió hacer una mejora y fuerte ampliación de los accesos a Buenos Aires por la red vial y de autopistas, mientras hubo una reducción de servicios ferroviarios –explica el urbanista Andrés Borthagaray–. Ahora, así como están los antiguos centros que se formaron alrededor de las estaciones de tren, hay nuevos suburbios metropolitanos hechos alrededor de las autopistas, con una ubicación más dispersa de las viviendas. Mucha gente se fue a vivir a esos lugares, lo que genera una motorización más alta, sobre todo en horas pico”.

El problema es que el transporte público funciona mal y no es suficiente para trasladar a las personas que viven en esas urbanizaciones, muchas veces mal conectados. Como dice Borthagaray, son barrios construidos alrededor del auto.

Comentarios

Ingresa tu comentario