Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

En Liniers, bajo autopista, se encuentra el tesoro de los Auto Unión

Leandro Yáñez es vecino del barrio, mecánico y restaura estos históricos fierros para competición.

(CABA) Leandro Yáñez es un mecánico de 50 años que guarda un tesoro de Auto Unión en la bajada de Gallardo de la autopista Perito Moreno, en Liniers. A la vez que arregla autos en su taller, ubicado a media cuadra de la bajada, conserva este tesoro fierrero.

Desde los 16 se dedica a armar y desarmar motores de motos que, al igual que, son de dos tiempos, y a correr carreras. El primer Auto Unión llegó a sus manos hace diez años. Un vecino se compró uno original porque le recordaba al que tenía su padre y lo tuvo cerca de un año parado en la esquina, hasta que se lo regaló, narra un texto de La Nación escrito por María Pagano.

En ese momento estaba con mis motos y pensé: ¿dónde lo voy a poner? Dormía un perro adentro, lo saqué y lo limpié con la hidrolavadora“, recuerda. Ese primer auto hoy sigue debajo de la autopista, aunque convertido en “deportivo“. “Le bajé el techo para hacerlo más aerodinámico. Me faltarían $ 6000 para terminarlo. La meta sería perfeccionarlo para que llegue a correr a 200 km/h. El DKW original llegaba a 135 o 140“, dice Yáñez. Por sus manos pasaron entre 20 y 30 DKW.

Después de ese primer auto siguieron otros, como uno blanco que hoy es su coche personal. Se lo vendió hace unos años un arqueólogo de Floresta y Yáñez le hizo los trabajos de mecánica, le pintó el capó y le puso un tapizado nuevo de color rojo.

auto union

Comentarios

Ingresa tu comentario