Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

“En la intimidad no soy buena con la previa, voy directo al grano”

Celeste Muriega habla de todo: el amor a distancia, la intimidad de su pareja y el jurado de ShowMatch.

Lo de ella es una fuerte apuesta al virtuosismo en la pista de baile. Celeste Muriega despliega sus habilidades frente al exigente jurado de Bailando 2015, donde deslumbra con sus curvas talladas y una figura de ensueño. Ferozmente criticada por los jueces por su falta de previa en el certamen, la morocha apunta a seguir avanzando en su ley.

“La verdad es que ya no me tortura y tan mal no me está yendo”, responde la bailarina, luego de realizar una producción de fotos súper sexies. En pareja desde hace dos años con Alejo Clérici, el hombre de confianza de Diego Maradona, Celeste habla de todo: el amor a distancia, la intimidad de su pareja y el jurado de ShowMatch. “Siempre hay favoritismo en todos lados y no reniego de eso”, dispara.

-¿Cómo tomas las críticas sobre tus previas?

-Es prueba y error todo el tiempo. Es mi primera vez en el Bailando como para saber por dónde agarrar, yo sigo probando igual. He ido con propuestas y sin propuestas, hoy voy y me lanzo, y viene fluyendo bien. Intento y voy viendo, si pega, pega, y si no, mala suerte. La verdad es que ya no me tortura y tan mal no me está yendo porque ya estoy entre las 16 mejores parejas. Tengo la oportunidad de que me vean bailar y encontrar el reconocimiento de la gente.

-¿Creés que hay favoritismo por parte del jurado?

-No sé si por parte del jurado, en la vida… Siempre hay favoritismo en todos lados, no solo en un concurso. Es así y no reniego de eso. Sé lo que soy, de dónde vengo y cómo llegué, lo tengo muy claro. También sé con qué transo y con qué no, en el sentido de no prenderme en líos que sé que garpan. Estoy tranquila y hay que aprender a tomarlo como un aprendizaje. Las cosas buenas y malas sirven para crecer, y estoy contenta.

-¿Quién te cae mejor del jurado y quién no tanto?

-No te voy a decir con quién no tanto porque tengo que durar en el programa. Solita (Silveyra) me cae muy bien, siento que tiene muy buena onda, pero eso no significa que los demás no porque, viste… jajaja. Hay que entender que son personajes y es un juego porque después las cámaras se apagan. Hay que tomarlo como lo que es, un show.

-¿Cuánto te molestan las postergaciones de tu baile?

-Siempre hay que mirarle el lado positivo a todo. Llego al piso y la pregunta clave es ‘Y Muriega, ¿bailás o no bailás?’. Me lo dicen con una sonrisa y ya se ríen. O cuando le pasa a alguien que queda cuarto para bailar le dicen ‘estás Muriegizado vos’. Entonces se armó algo copado y si uno se lo sabe tomar con humor, está bueno. Obvio que llega un momento que al ir, volver a ir… y no bailar, te podés cansar, pero es normal.

-¿Qué opinión te merece Ergün Demir, que no es el más habilidoso y, sin embargo, sigue en carrera?

-Es un personaje muy atractivo, es el único internacional y vale oro. Está buenísimo que venga una persona de otra cultura y se tenga que adaptar a los modos y nuestra televisión. Si a mí me cuesta llevar a cabo ciertos manejos y entender el juego, imaginate para una persona de otro país con una televisión completamente distinta. Es divino y súper atento, el otro día me escribió para ver si estaba bien de mi herida (N.de la R.: tuvo un accidente en un ensayo por el que recibió puntos en el mentón). Me parece una excelente persona.

-¿Cómo es el amor a distancia con Alejo?

-Yo estaba intentando viajar a Dubai una semanita, pero no se pudo dar. Ganas tengo siempre, pero prioricé el certamen y terminó viniendo él. Lo charlamos y se vino -casi, casi- como de sorpresa, porque desaparece 20 horas en el teléfono y me doy cuenta que debe estar viajando. Es una persona que está presente siempre. Desde que se me rompió el auto y, al día siguiente, me levantó y sin saberlo ya está arreglado. ¡Y él está en Dubai! Me ha ayudado mucho en mi vida y no me lo voy a olvidar nunca. Estoy casi completa, solo faltaría el Alejito y ya estaríamos.

-¿Y cuándo pasan por la iglesia?

-Lo único que falta es la fecha. Él tiene una vida súper nómade y yo ahora estoy con esto a full y nos entendemos. Cuando estás con alguien bien, pensás en el futuro. Lo imaginamos y quiero vestirlo cancherito como el papá.

-¿Te hace reclamos por tu imagen de mujer fatal?

-Jamás, al contrario. Le gusta verme sexy. A veces soy de vestirme seria para ir a un programa, me pide que le mande una foto y me dice: “¡Pero no estás mostrando nada!”. Es al revés, le gusta que muestre. Él no tiene problemas.

-¿Y en la intimidad también recibís críticas por la previa o es puro halago?

-Ja ja ja, no hablemos de previas porque estoy en el horno. Yo no soy buena con las previas, pero en ninguna, jajaja. ¡Yo voy directo al grano! Así como en el programa, yo voy directo al grano.

-Hay mucha fantasía con respecto al entorno de Diego en Dubai. ¿Cómo vivís las constantes polémicas?

-Sé muy bien la persona que tengo al lado mío y no me dejo llevar por las cosas que se dicen en televisión. Estoy muy tranquila, pero obvio que a veces me pasa que se me despierta el enojo porque dicen cosas que son mentiras y salgo a defenderla. En el medio, hablar es gratis.

 

Fuente: Ciudad.com

Comentarios

Ingresa tu comentario