En Google afirman que el expediente académico no sirve para contratar

En Google afirman que el expediente académico no sirve para contratar

(CABA) Google suele ser noticia por lo extravagante que son sus métodos para contratar personal. En un principio, fueron reconocidos por hacer preguntas para pensar “fuera de la caja” y descolocar. Desde hace algún tiempo que también optaron por desechar el currículum académico. El vicepresidente de Recursos Humanos de Google, Laszlo Bock, afirma que el expediente académica y la puntuación de los candidatos en las pruebas son inútiles como criterio de contratación.

“Una de las cosas que hemos aprendido tras analizar todos los datos de nuestro proceso de selección es que el expediente académico y la puntuación de los candidatos en los test son inútiles como criterio de contratación”, explica. Google era famosa por pedir a todos sus candidatos un brillante expediente académico y una puntuación elevada en determinadas pruebas, pero los tiempos han cambiado porque la empresa no pedirá ningún certificado.

“Hemos llegado a la conclusión de que no predicen nada”, asegura Bock, y entiende que es un método que se está extendiendo en otras oficinas del mundo. La proporción de trabajadores de Google sin título universitario no para de crecer. “Hay equipos en los que el 14% de los miembros nunca han ido a la universidad”, reconoce el ejecutivo.

Entre las razones que Google ha puesto para dejar de valorar el expediente académico como criterio de contratación tiene que ver con la desconexión existente entre lo que se enseña en la universidad y el trabajo que se realiza en la compañía. El experto reconoce que, luego de trabajar un tiempo, no hay diferencia de desempeño entre un titulado y un empleado sin títulos pero con la misma experiencia laboral.
En su opinión, la universidad sigue siendo un entorno artificial, una burbuja que premia a unos a otros en función de unos criterios que nada tienen que ver con lo que se pide en el entorno laboral. “La gente que tiene éxito en la universidad”, explica el responsable de RRHH de Google, “es un tipo de gente específicamente entrenada para tener éxito en ese ambiente. Una de mis frustraciones cuando estaba en la universidad es que sabía que el profesor estaba buscando una respuesta específica.

Además, menciona que Google no está dispuesto a fiarse del expediente académico de sus candidatos, pero tampoco está muy claro que las entrevistas sean una herramienta adecuada, puesto que “hace unos años hicimos un estudio para determinar si alguien en Google era particularmente bueno a la hora de contratar a gente. Analizamos decenas de miles de entrevistas, a todos los que las habían realizado, la puntuación que había obtenido cada candidato y cómo realmente esa persona había realizado su trabajo. Encontramos que no existía ninguna relación”. NT