Buenos Aires, 29/03/2017

En el Sheraton, Macri se comprometió con los mayores referentes judíos

El Presidente prometió investigar los ataques a la AMIA, la Embajada y también la muerte de Nisman

(CABA) Frente a 400 líderes y referentes judíos de todo el mundo, el presidente Mauricio Macri reiteró el compromiso de su Gobierno para esclarecer los atentados contra la Embajada de Israel, a la AMIA y la muerte del fiscal Alberto Nisman. “No nos olvidamos de que sufrimos las devastadoras consecuencias de dos bombas que aún hoy nos tienen en la penumbra para saber quiénes son los responsables. Y que también murió un fiscal que estaba tratando de esclarecer uno de esos atentados y había hecho una denuncia muy grave”, dijo Mauricio Macri.

El Presidente dio un breve discurso de apenas siete minutos en el primer piso del Hotel Sheraton, antes de que el auditorio le devolviera el aplauso más cerrado de la noche, cuando recordó su decisión de no apelar la inconstitucionalidad del memorandum de entendimiento con Irán.

En la inauguración del Congreso Judío Mundial, la mayor reunión de referentes judíos del mundo en América Latina de las últimas décadas, Macri recibió un fuerte gesto de apoyo de la comunidad judía internacional. “No es un accidente que estemos aquí. Creo que la elección del Presidente es un punto de quiebre no sólo para la Argentina, sino para la relación con los países democráticos”, se había apurado en elogiarlo el titular de la entidad internacional Ronald Lauder, que precedió a Macri en el discurso.

Escuchaban junto a embajadores y a los principales directivos de las colectividades judías locales como Ariel Coen Sabban (DAIA), Thomas Saiegh (AMIA) y Claudio Eppelman (Congreso Judío Latinoamericano), los gobernadores peronistas Juan Manzur (Tucumán), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Gildo Insfrán (Formosa) y el titular de la Corte Ricardo Lorenzetti. “Le creemos, confiamos y el Congreso está con usted para ayudar cómo pueda”, insistió Lauder.

El dirigente estadounidense agregó que en su inminente visita Barack Obama apoyará la gestión de Macri. “Vendrá para apoyar y defender su defensa de los derechos humanos”, añadió. Lauder definió los atentados a la Embajada y a la AMIA como un ataque a toda la Argentina y la muerte de Nisman como una afronta a todo el sistema judicial local.

Cerca de las 20.30, Macri llegó acompañado por la canciller Susana Malcorra, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj. “Shabat. Es la única palabra que sé decir hebreo y me gusta porque es una palabra de paz”, sorprendió en inglés el Presidente. Enseguida volvió al castellano para insistir en su compromiso con la Justicia. “Estamos absolutamente comprometidos en ayudar en todo lo que nosotros dependa para que las investigaciones avancen. Como dijo Ronald no fue solo un ataque antisemita, fue un ataque a la Argentina y todos tenemos que estar comprometidos”, sentenció. Luego, reiteró que su Gobierno alzará la voz fuera del país en materia de Derechos Humanos, lucha contra el narcotráfico, terrorismo o cambio climático. “Esperamos trabajar codo a codo con todos los países. Mi principal compromiso es unir a los argentinos, en nuestro países reina la paz pero faltaba el diálogo”, relató el Presidente.

Esta semana se recuerda un nuevo aniversario del ataque a la embajada de Israel en Buenos Aires.

Al hablar del ecumenismo en la Argentina, el Presidente dejó atrás la polémica por su encuentro con el Papa Francisco para destacar la labor del entonces cardenal Jorge Bergoglio en ese sentido. “Marcó un camino”, agregó Macri.

Las palabras del Macri fueron recibidas con entusiasmo. El presidente del CJM había reclamado -en una entrevista con Clarín- celeridad para resolver los atentados y la muerte de Nisman. “No es aceptable que más de dos décadas después no se haya hecho Justicia”, había dicho. Ayer, luego de la presión, llegaron las palabras de apoyo. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario