Buenos Aires, 25/09/2017, edición Nº 1776

En el Día del Bombero Voluntario alertan sobre los “falsos recaudadores”

El Día del Bombero Voluntario se recuerda este sábado, al cumplir 128 años el primer cuerpo de bomberos de ese tipo en el país, el de La Boca, creado para proteger de siniestros a ese barrio porteño. Advierten que son falsos los que, vestidos de bombero, piden donaciones o venden rifas callejeras. El 2 de junio de 1884, el inmigrante italiano Tomás Liberti fundó la Asociación Italiana de Socorros Mutuos Bomberos Voluntarios...

El Día del Bombero Voluntario se recuerda este sábado, al cumplir 128 años el primer cuerpo de bomberos de ese tipo en el país, el de La Boca, creado para proteger de siniestros a ese barrio porteño. Advierten que son falsos los que, vestidos de bombero, piden donaciones o venden rifas callejeras.

parabuenosaires.com

El 2 de junio de 1884, el inmigrante italiano Tomás Liberti fundó la Asociación Italiana de Socorros Mutuos Bomberos Voluntarios de La Boca (en italiano, en ese momento), junto a su hijo Orestes y otros ocho compatriotas, con sede en Necochea y Lamadrid.

El actual Cuerpo de Bomberos Voluntarios de La Boca, ubicado en Brandsen 567, cuenta hoy con casi 90 integrantes.

El subcomandante Juan Carlos De Luca, segundo jefe del cuartel, comentó a Télam que las actividades de hoy serán similares a otros aniversarios, “con chocolate a la mañana, presentación del cuerpo, de la Bandera, izamiento en mástil y palabras del presidente del cuerpo, Marcelo Medina, y de alguna autoridad”.

De Luca quería entrar en el cuerpo de bomberos desde los 13 años, pero tuvo que esperar a los 15 para ser aceptado, y asegura que “para mí, ser bombero voluntario es un orgullo y pertenecer a los bomberos voluntarios de La Boca”.

Ingresó al cuerpo el 12 de abril de 1975 y fue el primer bombero de su familia.

Luego lo siguió su hijo, aunque “estuvo en la Brigada Infantil, tuvo desfiles y otras capacitaciones, pero no le insistí mucho, porque primero está la secundaria, y además hace rugby, así que los bomberos pueden esperar. Ahora tiene 14, el día de mañana si quiere…”

Consultado sobre el peligro que implica ser bombero, dijo que “es riesgoso desde que suena la alarma y te subís al autobomba, ya que ha habido choques antes de llegar al incendio”.

Recordó que “hubo uno hace unos 50 años, en que una unidad nuestra iba para un incendio y, cruzando Montes de Oca o Herrera, se lo llevó un colectivo 60 y volcó el autobomba y fue un desastre, y después se comprobó que era una broma, una falsa alarma, y en ese época no se podía detectar el número desde el que se llamaba”.

Estos camiones, señaló, “pueden pesar unas 12 toneladas, pero el cisterna tiene 14 toneladas sólo de agua, más el propio peso, el equipamiento que es todo fierro y el personal. Es pesado para maniobrar”.

Sobre la relación con los bomberos de la Policía Federal, dijo que “es óptima, trabajamos en conjunto, nos conocemos mucho con los comisarios, subcomisarios, principales, siempre nos reunimos”.

Ambos cuerpos trabajan mucho en conjunto, porque “en La Boca es muy atípico el incendio, un conventillo se incendia y en cinco minutos agarró dos pisos, porque son maderas de 70, 80, 90 años, y ninguno solo puede hacer todo, hay que trabajar entre los dos”.

Los bomberos son voluntarios, y como tales no cobran sueldo por esta actividad, en tanto la institución se financia con tareas que realizan de carácter preventivo en espectáculos deportivos y artísticos, al participar en largometrajes y también mediante donaciones.

De Luca advirtió que son falsos los que, vestidos de bombero, piden donaciones o venden rifas callejeras en supuesto beneficio de este cuartel, y mostró un volante en el que aclaran que los Bomberos Voluntarios de La Boca no realizan esta actividad, y que sólo reciben aportes en su sede, contra recibo oficial.

Comentarios

Ingresa tu comentario