Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

En EEUU dicen que nuestro dólar blue llegará a 7,50 pesos

Según un informe del Cronista Comercial -diario cuestionado por el vice ministro de Economía Axel Kicillof-  los banqueros de Nueva York estiman que la brecha con el oficial llegará al 50 por ciento. La parálisis que genera la incertidumbre acerca del rumbo del dólar en la Argentina llegó a varios bancos del exterior. Las entidades, a pesar de que el billete oficial aceleró levemente el ritmo de devaluación y se...

Según un informe del Cronista Comercial -diario cuestionado por el vice ministro de Economía Axel Kicillof-  los banqueros de Nueva York estiman que la brecha con el oficial llegará al 50 por ciento.

La parálisis que genera la incertidumbre acerca del rumbo del dólar en la Argentina llegó a varios bancos del exterior. Las entidades, a pesar de que el billete oficial aceleró levemente el ritmo de devaluación y se convive con una represión explícita con el mercado marginal, no cambiaron sus pronósticos de tipo de cambio para fin de año. El consenso habla de un dólar cercano a los $ 5 para el cierre del 2012. Pero donde hay tela para cortar es en la brecha entre el billete oficial (escaso) y el denominado blue. En conversaciones con clientes, algo aún no plasmado en informes pero que empezarían a circular a la brevedad, los banqueros de Nueva York estiman que la brecha llegará al 50%.

La política del Gobierno es presionar en el mercado informal. Ahora no hay precios en esa plaza. Pero esta clase de controles no son eternos y el billete ‘negro’ volverá a escalar. Es simple: la demanda crece y la oferta no. Esto ya lo vimos el año pasado y quedó demostrado que no es permanente freezar la cotización, dura algunas semanas y después se reactiva. El informal volverá a crecer a la par de la mini devaluación del dólar oficial”, explicaba un banquero que pidió no ser nombrado. Para este ejecutivo, entonces, con un dólar oficial en torno a $ 5 para fines de año, el dólar informal debería llegar a $ 7,50.

Para varias entidades financieras de Wall Street las políticas erróneas del Gobierno alentarían a que la brecha cambiaria se acreciente aún más. El análisis surge que el gobierno considera que la suba del mercado paralelo no afectará a la clase trabajadora, y que el impacto se sentirá sólo para las personas de altos ingresos y las empresas (que no son representativos de los principales aliados del gobierno).

Por lo tanto, esperamos que el mercado paralelo permanezca activo y en crecimiento. No esperamos que el gobierno deprecie el tipo de cambio oficial fuertemente; el peso oficial debería pasar gradualmente a $ 5,10 en diciembre de 2012, y la prima del paralelo se mantendrá elevada”, afirmaba el banco británico Barclays Capital en un reciente informe.

Devaluación oficial

La idea de una devaluación un poco más rápida de lo estimado había empezado a verse cuando el tipo de cambio oficial se devaluó 2,7% en los últimos dos meses, la tasa más alta cada desde que la crisis internacional de 2009.

Pero los dichos del Gobierno con respecto a que no habrá “sorpresas” con el dólar hizo que las expectativas de movimientos bruscos en el oficial se tranquilizaran. Incluso el contrato de futuros a 3 meses en Nueva York, que se había empinado hasta $ 5,25, cedió hasta llegar actualmente a $ 5,10.

Siobhan Morden, Managing Director en Jefferies & Co., dice que el sesgo de la política cambiaria defiende las reservas tratando de limitar la salidas de capitales. “Este se centraría en la mayor intervención en el mercado y los controles para no tener que aliviar esas presiones a través de una devaluación del peso. La principal limitación de una maxi-devaluación es la espiral de la inflación/devaluación que terminaría erosionando la competitividad del tipo de cambio”, dice, descartando entonces que puede haber un ajuste mayor en el mercado oficial.

En Wall Street creen que la brecha entre el dólar oficial y el contado con liquidación (operación que consiste en comprar activos como bonos y acciones en la Argentina y venderlos en el exterior para fugar los dólares) también repuntará.

Actualmente el dólar contado con liqui vale $ 6,23 en promedio utilizando como activo de fuga los bonos locales, contra el spot que cotiza a $ 4,4846 al cierre del viernes. El blue chip (como se lo conoce al liqui en el exterior) debería también mantener una amplia distancia contra el dólar oficial.

Comentarios

Ingresa tu comentario