Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

En defensa de la biodiversidad de la Reserva Ecológica

También alertaron por podas e incendios.

En Puerto Madero, avistadores de aves celebraron la marcha atrás del proyecto macrista de llevar allí camiones de residuos.

566x265-53ba0fd0e4a08

(CABA) Vecinos, especialistas y organizaciones no gubernamentales respiraron aliviados luego de que el gobierno de la Ciudad anunció que desestimaba el proyecto que había enviado a la Legislatura, que preveía quitar entre 2,5 y 5 hectáreas a la Reserva Ecológica Costanera Sur (RECS) para destinarlas a un estacionamiento de camiones que transportan residuos, contó InfoNews.

El sábado pasado, bien temprano, mientras seguían la discusión entre los legisladores, un grupo de 60 socios de Aves Argentinas salió a recorrer este espacio natural urbano para llevar a cabo el VI Conteo General de Aves, actividad que repiten cada cuatro meses. En una sola mañana, relevaron 103 especies.

Durante todo el año suelen encontrarse más de 250 como mínimo, de las 1000 que hay en territorio argentino. Para ser un lugar que está tan cerca del centro de la ciudad, ornitológicamente es riquísimo, de las reservas naturales urbanas más importantes del mundo. Sólo para dar una idea, el Central Park de Nueva York tiene menos diversidad“, grafica Francisco González Táboas, miembro de la organización.

La Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Fundación Vida Silvestre Argentina, Amigos de la Tierra Argentina, Aves Argentinas y Greenpeace Argentina expresaron su “satisfacción” por la decisión del gobierno porteño de dar marcha atrás en el proyecto que quitaba tierras a la Reserva.

Le solicitaron “impulsar medidas que apunten a conservar sus humedales, controlar las especies invasoras, restaurar ecosistemas degradados y desarrollar actividades de educación ambiental”.

Los especialistas enumeraron otros problemas que sufre la RECS: las podas indiscriminadas; las intervenciones (puestos de gimnasia, senderos cementados y alambrados que impiden el paso); la falta de control de perros que invaden y afectan la fauna autóctona; y los incendios. Desde su creación, hace 27 años, ya sufrió más de 300, en su mayoría intencionales.

Comentarios

Ingresa tu comentario