Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

En abril, el zoo porteño tendrá nuevo concesionario

En unos días estará listo el pliego de licitación. El nuevo vínculo se firmará sólo por un lapso de cinco años. El 1´ de febrero pasado se cumplió el primer aniversario del vencimiento del contrato de concesión de los actuales conductores del predio de Palermo (la sociedad Zoo Porteño), y ahora la gestión de Mauricio Macri intentará ponerle un corte definitivo a esta irregularidad. De acuerdo con fuentes del Ministerio...

En unos días estará listo el pliego de licitación. El nuevo vínculo se firmará sólo por un lapso de cinco años.

El 1´ de febrero pasado se cumplió el primer aniversario del vencimiento del contrato de concesión de los actuales conductores del predio de Palermo (la sociedad Zoo Porteño), y ahora la gestión de Mauricio Macri intentará ponerle un corte definitivo a esta irregularidad.

De acuerdo con fuentes del Ministerio de Desarrollo Económico porteño, para fines de este mes estarán listos los pliegos de la licitación, que se pondrán a la venta para quienes estén interesados en participar del proceso.

La mayor particularidad del nuevo contrato será que se acortará el lapso en el que la sociedad que se quede con el predio podrá operarlo. Mientras que hoy el plazo es de una década, se pasará a la mitad.

El proceso de análisis de las propuestas presentadas finalizará en abril, cuando se llevará a cabo la subasta correspondiente. Quien gane deberá tomar posesión casi inmediata.

“La base que se determinó para las ofertas es el canon actual que paga Zoo Porteño, es decir un 7% de la facturación mensual”, dijeron desde el Ministerio de Desarrollo Económico. La firma que hoy explota el lugar paga por mes una suma cercana a los $ 180.000, por lo que el gobierno porteño impuso ese monto de modo de asegurarse una mejora en el monto recibido.

La pata económica será importante para decidir quién se quedará con el zoológico, aunque también se tomarán en cuenta otras cuestiones que hoy se le critica al actual concesionario, como la inversión que planee desarrollar en infraestructura.

Esta no será la primera vez que la gestión de Mauricio Macri intentará llevar adelante el proceso de licitación. Durante 2011 lanzó varios intentos aunque jamás fueron concretados. De hecho, entre septiembre y octubre parecía que tenía todo listo para hacerlo, pero la iniciativa tampoco prosperó. Y en agosto se habían corrido los tiempos a causa de las elecciones presidenciales.

Los candidatos en aquellas oportunidades fueron cuatro, que aparecieron y desaparecieron según el momento.

Uno de ellos fue justamente Zoo Porteño, que incluso en algún momento figuró como el candidato más firme.

También habían hecho llegar su interés una dupla conformada por Sociedad Comercial del Plata (SCP, que también opera el Parque y el Tren de la Costa) y la Fundación Félix de Azara (dependiente de la Universidad Maimónides), y “Zoo-Botánico 2000”, los primeros privados en pisar el predio, a comienzos de la década del ?90.

La historia de las privatizaciones en el zoológico de Palermo arrancaron en febrero de 1991, cuando el entonces intendente Carlos Grosso decidió que el Estado ya no operaría más el lugar. Quien ganó por entonces el concurso fue un consorcio integrado por Gerardo Sofovich, y luego pasó a los mexicanos de CIE. Tras su partida del país, “Zoo Porteño” se hizo cargo de continuar con la concesión.

Comentarios

Ingresa tu comentario