Buenos Aires, 21/09/2017, edición Nº 1772

En 2016 hubo 631 consultas en centros porteños de salud por monóxido de carbono

Con las bajas temperaturas, crece el riesgo de sufrir descomposturas por inhalar este gas venenoso. La fuente de intoxicación por monóxido de carbono más importante en la Capital es el calefón.

(CABA) Con la llegada del frío se instala también el riesgo de sufrir intoxicaciones por monóxido de carbono. Las estufas, el calefón, el termotanque, el hogar a leña, la caldera, el brasero, las hornallas y las salamandras son fuentes domésticas de esa amenaza gaseosa, que en la ciudad alcanza todos los barrios.

El año pasado, hubo por lo menos 631 consultas en centros de salud porteños y las autoridades recomiendan extremar los cuidados.

Los menores de cinco años, los adultos mayores, las embarazadas, los fumadores y las personas con problemas cardíacos o respiratorios -como el asma- son los grupos vulnerables. Pero en una vivienda con un equipo de gas mal instalado o con una estufa o un brasero encendido durante la noche sin ventilación toda la familia está en riesgo.

“Es la intoxicación con mayor morbimortalidad en el mundo porque se subdiagnostica y se la confunde con otras patologías. La ciudad no está ajena a eso, ocurre por igual en todos los barrios. Es un problema que deja muchas secuelas, tanto neurológicas como cardiológicas. Es muy importante la prevención, mediante precauciones en las instalaciones y el control anual de todos los artefactos por un gasista matriculado”, explica Silvia Cortese, médica toxicóloga del Hospital de Agudos Dr. Juan A. Fernández y del Ministerio de Salud porteño.

Actualmente, la fuente de intoxicación por monóxido de carbono “más importante” en la Capital es el calefón, afirma la especialista. “Están mal instalados, o las conexiones, tapadas. Y esto lo vemos en cualquier ámbito social”, dice Cortese.

De acuerdo con los registros que recopiló LA NACION, además de los 162 casos atendidos en el sistema público y privado de la jurisdicción e incorporados al Boletín de Vigilancia Epidemiológica a diciembre del año pasado, los tres centros de información y asesoría toxicológica (CIAT) asistieron también 469 consultas presenciales y por teléfono: 35 en el Fernández, 260 en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y 174 en el Hospital de Niños Pedro de Elizalde, donde funcionan los CIAT.

“Si bien es una intoxicación de denuncia obligatoria, creemos que hay un registro inferior al real. Probablemente los síntomas iniciales se confunden con otros diagnósticos y, muchas veces, en las guardias no se piensa en una intoxicación por monóxido de carbono”, dice María Marta Nieto Gabarreto, jefa de toxicología del Elizalde.

El Ministerio de Salud informó que en el período 2010-2016 hubo 776 personas hospitalizadas por inhalar este gas venenoso.

En el sector privado, el 10% de los 2008 pacientes internados por una intoxicación entre junio de 2014 y julio de 2015 había estado expuesto a gases o humo en el domicilio. La mayoría había inhalado monóxido de carbono, de acuerdo con un estudio de Cortese y su equipo de Toximed Argentina.

El relevamiento aportó otro resultado para no subestimar el riesgo en esta época: el frío combinado con la falta de campañas de prevención aumenta más de 10 veces el número de afectados entre mayo, junio y julio.

Consejos de los especialistas y de las autoridades de control para evitar accidentes:

  • Conductos de evacuación: NO utilizar el calefón o termotanque si no cuentan con su propio conducto de evacuación de gases, si éste está fuera de sitio, mal acoplado o desplazado
  • Percepción de explosiones: NO utilizar el calefón o el termotanque cuando se perciban pequeñas explosiones al usar el agua caliente
  • Ambientes prohibidos: NO instalar artefactos que no sean de tiro balanceado en el baño ni en dormitorios ni espacios no ventilados
  • Obstrucción de quemadores: NO permitir el desborde de líquidos o alimentos, ya que pueden obstruir los quemadores
  • Elementos combustibles: NO ubicar elementos combustibles (ropa, cortinas, muebles, etc.) cerca de las hornallas o de la estufa encendida
  • Lugares prohibidos: NO instalar termotanques ni calefones de tiro natural sobre piletas, cocinas o artefactos sanitarios
  • Equipos completos: NO retirar la tapa del calefón ni utilizar artefactos con faltantes o incompletos
  • Evitar las mangueras: NO conectar mediante manguera ningún artefacto de gas
  • Dispositivos de seguridad: NO anular los dispositivos de seguridad de los artefactos de gas
  • Gasistas matriculados: NO se debe contratar a gasistas que no sean matriculados

MG

FUENTE: LA NACIÓN

Comentarios

Ingresa tu comentario