Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Empresas organizan torneos de fútbol para integrar a sus empleados

Consiguen predios y canchas. (CABA) El encuentro para jugar al fútbol comienza a ser ofrecido por las empresas a sus colaboradores a través de torneos internos o partidos amistosos para estimular la sana competencia, la integración y el bienestar físico. En HSBC Argentina son conscientes desde el minuto cero que cuando el silbato da rienda suelta al fútbol, se activan una serie de procesos positivos que abrevan en lo que...

Consiguen predios y canchas.

cancha

(CABA) El encuentro para jugar al fútbol comienza a ser ofrecido por las empresas a sus colaboradores a través de torneos internos o partidos amistosos para estimular la sana competencia, la integración y el bienestar físico.

En HSBC Argentina son conscientes desde el minuto cero que cuando el silbato da rienda suelta al fútbol, se activan una serie de procesos positivos que abrevan en lo que su director de RR.HH. Nicolás Brodtkorb define como Team Bulding o formación de grupo. Por eso se busca que los equipos se conformen con empleados de distintas áreas. “Un equipo interdisciplinario dentro de una cancha traslada ese compañerismo a la oficina. El día a día laboral tiende a mejorar, ya que se pulen rispideces que puede haber entre los sectores“, afirma.

Otro de los efectos buscados por las compañías es propiciar espacios donde las barreras jerárquicas queden suspendidas de hecho, cuenta La Nación. Aunque en el retorno a la oficina vuelvan a reponerse los vínculos clásicos jefe-empleado, no deja de ser interesante el hecho de que, aunque sea en el plano lúdico y deportivo, esas diferencias se hagan a un lado. “Gracias a la interacción en un ambiente informal se generan mejores vínculos y mejora la comunicación“, dice Alexandra López, directora de RR.HH. de Sony Argentina.

Carolina Sarquis, directora de Recursos Humanos de Turner Internacional Argentina, concuerda en que un valor fundamental es “la posibilidad de diálogo entre personas que quizá nunca se habían visto en la oficina“, pero que coinciden en un vestuario y en una cancha de fútbol para tirar todos juntos de la misma cuerda. “No sé si estas competiciones suman a la hora de ponerse la camiseta de la compañía, pero lo que sí puedo asegurar es que para la empresa es muy valioso que los empleados puedan conocerse desde otro lugar“, opina Matías Horbal, analista de Finanzas Senior de la empresa.

Comentarios

Ingresa tu comentario