Empieza un festival donde todo gira entorno a la tecnología

Empieza un festival donde todo gira entorno a la tecnología

(PBA) Calculan que irán 35.000 jóvenes y que 3000 pasarán los cuatro días sin moverse del lugar, durmiendo en carpas, una al lado de la otra, hasta ocupar por completo uno de los pabellones. Y así Tecnópolis será eso: una ciudad que desde el miércoles hasta el sábado girará alrededor de la tecnología, que tendrá como disertantes a los gurúes mundiales que mejor la interpretan, y que dispondrá de áreas para entenderla y para experimentar con las herramientas de vanguardia. Y que sobre todo ofrecerá espacios y conectividad como para que los visitantes muestren sus ideas, expongan qué saben hacer y estén cara a cara con quienes pueden contratarlos o financiar sus proyectos.

Todo eso propondrá Campus Party, un encuentro de innovación, ciencia, creatividad y emprendedorismo digital que lleva realizadas 50 ediciones en 10 países y que por primera vez se hace en la Argentina, esta semana, de miércoles a sábado.

Una vez que los visitantes entren en el predio de Villa Martelli por el acceso de la colectora de General Paz muchos perderán la noción del tiempo… Aunque no estarán perdiendo el tiempo. Los organizadores calculan que 7 de cada 10 visitantes serán estudiantes de entre 18 y 25 años de las 50 universidades que acordaron promocionar la movida con entradas gratis.

Esos jóvenes buscarán principalmente oportunidades. Muchos irán a hacer contacto con las 200 empresas startup o emergentes que estarán a la caza de talentos; a buscar financiamiento de las incubadoras y fondos de inversión de capitales nacionales e internacionales, como NXTP Labs, Cites o Plug and Play, que aterrizarán con la idea de alimentar negocios; o a participar de retos o hackathones para diseñar aplicaciones o programas en el momento, una movida que ofrece premios en efectivo y con los que muchas empresas, como Twitter, Ford, Motorola, LG y Personal buscan detectar futuros cracks de la tecnología.

“La idea es reunir el talento, sin importar el nivel económico. Por eso, el 70% de las entradas se distribuyó entre universidades, cámaras y ONG de todo el país, que a su vez las entregaron como un premio o incentivo. En un evento así lo que más se produce es transferencia de conocimiento de los número uno del país y del mundo hacia los protagonistas del futuro”, consideró el suizo Lars Janson, CEO para el Cono Sur de Campus Party.

El evento que nació en España, en 1997, como un punto de encuentro under de hackers, y que a medida que la tecnología fue atravesando toda la sociedad se convirtió en un movimiento abierto con el patrocinio de gobiernos, universidades y empresas vinculadas al universo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Lógicamente las 35.000 personas que pasarán por Campus Party no son todos makers -como se denomina a la comunidad de creadores-, integrantes de startups, expertos o aficionados a la programación, o estudiantes de ingeniería en robótica, sistemas, informática o electrónica, por citar algunas ramas. Serán muchísimos los que irán con una actitud más pasiva o contemplativa, simplemente dispuestos a conocer lo último en tecnología y a escuchar a quienes han sido ejemplares en sus emprendimientos.

Y en ese sentido, también habrá varias alternativas: stands de exposición de tecnología; actividades como guerras de robots o una carrera de drones; espacios para probar videojuegos; lanzamientos de nuevos equipos celulares o herramientas tecnológicas; además de 450 horas de disertaciones.

El interés por escuchar a algún especialista en alguno de los cinco escenarios es tan variado como diversa la oferta. Hay quienes sencillamente querrán escuchar en charlas motivadoras a genios globales como el versátil Bruce Dickinson, voz de Iron Maiden, además de piloto de avión, locutor, productor de cerveza y gran incubador de ideas; a Grant Imahara, un ingeniero que produjo robots para Jurassic Park y Star Wars, y que ahora es muy conocido por el programa norteamericano Cazadores de mitos; o a Nina Tandon, una ingeniera biomédica que asegura que llegó la era del cuerpo 3.0, tiempos en los que es posible fabricar nuestras propias partes del cuerpo.

También habrá expositores locales, como el ingeniero rionegrino Miguel San Martín, que lidera un laboratorio de la NASA que diseña naves y robots de exploración de planetas; el director general de Google Argentina, Diego Procaccini; y el emprendedor y divulgador científico Santiago Bilinkis, cofundador de Officenet.

“Hace dos años fui a una edición que se hizo en San Pablo. Me volví fanático. Es un evento inspirador. Ahora tengo una empresa de software que produce soluciones innovadoras para otras empresas. Saqué entradas para mí y para las 35 personas que trabajan conmigo. Los programadores, diseñadores e ingenieros tienen que ser inquietos e innovadores, y eso fomenta Campus Party”, consideró Alejandro Blanco, dueño de P4D, una empresa de San Isidro.

“Nosotros vamos a presentar un catálogo interactivo de más de 20 videojuegos desarrollados por argentinos, y la gente los va a poder probar”, adelantó Miguel Martín, director de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos. Ellos estiman que en el país hay 100 empresas del rubro que emplean a unas 2000 personas.

Equipados

Al ser una plataforma repleta de oportunidades de trabajo o negocios, muchos de los jóvenes irán con sus notebooks y equipos personales, preparados para los hackathones o para mostrar sus proyectos. Uno de los desafíos del evento es garantizar la conectividad. “Tendimos una fibra óptica con 500 metros de extensión para poner a disposición un ancho de banda de 10GB y la provisión de 4000 IP’s públicas para que cada campusero tenga un vínculo propio para su acceso a internet”, aseguró Fernando Freytes, gerente de Innovación de Personal, que promete una conectividad equivalente a la necesaria para abastecer a una ciudad con unos 500.000 habitantes.

Los retos con los que desafiarán a los visitantes en temas de desarrollo y programación ofrecerán premios: vouchers, teléfonos celulares, computadoras, dinero en efectivo, viajes de perfeccionamiento y oportunidades laborales.

Twitter dará la chance de desarrollar en esa empresa las ideas más útiles sobre la creación de nuevas comunidades; Mercado Libre llama a crear una aplicación que facilite los pagos; LG convoca a generar aplicaciones que interactúen con los SmartTv; y Ford pide desarrollar una aplicación que ayude a buscar la eficiencia en la forma de movernos y que interactúe con el auto. Y en todos los casos, el desarrollo y la selección de la mejor idea se resolverá dentro de Campus Party, que se hará en el predio de Tecnópolis, en Villa Martelli, en el partido de Vicente López. Comenzará este miércoles a las 19.30 y finalizará el sábado a la noche.

Tendrá tres sectores bien delimitados desde el punto de vista del ingreso. Uno será de acceso gratuito, pero con inscripción previa desde la web del evento. En ese sector, denominado “Experiencia”, habrá stands de empresas que presentan las últimas novedades, charlas y actividades de ocio.

Al “Arena”, donde estarán las principales disertaciones, tendrán lugar los talleres prácticos y se desarrollarán los hackathones, se ingresa con entrada ($ 2500). Mientras que para poder acampar y pasar la noche dentro de Tecnópolis hay que abonar un adicional de $ 600, para una persona, $ 800, para dos.

S.C.