Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Emotiva e inesperada carta de Hebe de Bonafini al Papa Francisco

“Permítame que me dirija a usted como Don Francisco, ese que descubrí ahora”, le dice al Papa Francisco la titular de Madres de Plaza de Mayo, en una misiva con tono conciliador.             (Ciudad de Buenos Aires) Hebe de Bonafini pasó de la crítica permanente al respeto y la admiración: en una emotiva carta al Papa, la dirigente admitió que no conocía el trabajo pastoral de...

“Permítame que me dirija a usted como Don Francisco, ese que descubrí ahora”, le dice al Papa Francisco la titular de Madres de Plaza de Mayo, en una misiva con tono conciliador.

hebe de bonafini parabuenosaires

 

 

 

 

 

 

(Ciudad de Buenos Aires) Hebe de Bonafini pasó de la crítica permanente al respeto y la admiración: en una emotiva carta al Papa, la dirigente admitió que no conocía el trabajo pastoral de Monseñor Bergoglio.

La carta arranca con una referencia familiar: “Mi padre también se llamaba Francisco y era un santo trabajador de manos muy encallecidas de tanto trabajar para mantenernos”.

“Don Francisco, no sabía de su trabajo pastoral, sólo sabía que el máximo dirigente de la iglesia argentina habitaba en la catedral; esa catedral que cuando marchábamos y pasábamos por delante, le cantábamos: “Ustedes se callaron cuando se los llevaron””, continúa Bonafini.

“Hoy, ante mi sorpresa, escucho a muchos compañeros explicar de su entrega y trabajo en las villas. Me alegro infinitamente al saber de su trabajo y siento esperanzas de un cambio en el Vaticano. Hemos sufrido mucho en esta Latinoamérica que hoy se levanta erguida gracias a sus dirigentes”, apuntó la titular de Madres de Plaza de Mayo.

La semana pasada, al referirse a la unción de Jorge Bergoglio como líder de la iglesia católica, Bonafini fue escueta y contundente: “Sobre este Papa que nombraron ayer solo tenemos para decir: Amén”.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario