Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Aumentó el desempleo en la Ciudad de Buenos Aires

(CABA)  Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el nivel de desempleo en la ciudad de Buenos Aires es del 5,2%, por debajo del promedio nacional (6,8%) en el tercer trimestre de 2013. Ese dato empeoró dos décimas con respecto al año último y con respecto a 2011, y los analistas privados estiman que esa cifra subirá aún más cuando llegue información sobre 2014. Sin ir más lejos,...

ciudad

(CABA)  Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el nivel de desempleo en la ciudad de Buenos Aires es del 5,2%, por debajo del promedio nacional (6,8%) en el tercer trimestre de 2013.

Ese dato empeoró dos décimas con respecto al año último y con respecto a 2011, y los analistas privados estiman que esa cifra subirá aún más cuando llegue información sobre 2014.

Sin ir más lejos, según el índice de demanda laboral que elabora la Universidad Di Tella (UTDT), aquélla se contrajo en la ciudad y el conurbano durante enero un 9,3% contra diciembre y bajó 14,7% en relación con igual mes del año último. Incluso algunos consultores y analistas se atreven a hablar de algunos despidos a cuentagotas en esta región.

Pero encuestas temporalmente más amplias son más optimistas para la ciudad. En ese marco, Buenos Aires sigue teniendo las mejores expectativas de empleo del país en el primer trimestre del año.

Por lo menos, eso se desprende del último informe -que mide el primer trimestre de 2014- de Manpower. Según ese documento, las expectativas netas de generación de empleo crece un 13% en el área metropolitana.

Sin embargo, desde Manpower alertaron a LA NACION que ese informe fue publicado el 10 de diciembre pasado, por lo que no contempló los últimos cimbronazos políticos y económicos como la crisis policial, la devaluación, el comienzo del ajuste y las negociaciones paritarias. Manpower publicará su próximo informe el 11 de marzo, en el que, se prevé, aparecerán estos rasgos de la actual incertidumbre del mercado.

Pero, según datos oficiales porteños, en comparación con otros distritos y provincias, la ciudad es un mercado laboral relativamente estable y por eso atrae a tantos trabajadores. Según datos del gobierno porteño, Buenos Aires “registra la variación 2002

2004 versus 2010/2012 más baja, partiendo de niveles absolutos más elevados”.

Por eso, el mercado laboral porteño es, podría decirse, mixto. El total de los puestos laborales en la ciudad de Buenos Aires llega a cerca de 2,5 millones. Casi la mitad (un 48%) es ocupado por trabajadores que todos los días llegan desde el conurbano.

La información surge de la encuesta Cohesión y percepción social, realizada en noviembre último por la Subsecretaría para el Área Metropolitana de la ciudad. Según datos oficiales, de los diez millones de habitantes del Gran Buenos Aires, el 34% reconoce viajar, al menos una vez a la semana, hasta el centro porteño. El 25% de los residentes en la ciudad dice trasladarse hacia el conurbano una vez por semana, aunque sólo el 5% por trabajo.

En sintonía, datos de la Dirección General de Estadística y Censos de la ciudad, sobre la base de información del Indec y la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), afirman que, de los 2.525.000 individuos que ocupan puestos laborales en territorio porteño, el 48% (1.205.000) reside en partidos del Gran Buenos Aires.

Aunque no se ofrece información precisa sobre el reclutamiento privado, en el gobierno porteño creen que la ciudad todavía creó empleos, incluso en la primera parte del año en curso en las ramas de intermediación financiera y otros servicios financieros, servicios sociales y de salud, servicios de transporte, almacenamiento y de comunicación.

A mediados de 2013, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se registran 1.559.303 empleos asalariados formales en el sector privado, según estima la Dirección General de Estadística y Censos porteña. Se trata de un 25% del total de los trabajos formales en el sector privado del país (6.340.078). La variación con respecto al año anterior (o sea a 2012), según datos oficiales, era mínima (del 0,1 por ciento).

Según se estimó en el informe Evolución de las remuneraciones y el empleo registrado en el sector privado, que publicó el organismo estadístico porteño durante este mes, aunque con datos del año último, el 80% de los puestos de trabajo asalariados son formales (o sea, registrados).

“El peso del empleo asalariado formal dentro del universo de los asalariados es mayor en la ciudad de Buenos Aires que en los partidos del Gran Buenos Aires, Mendoza y Tucumán, y semejante al de Mendoza“, indica el documento oficial.

En la actualidad, el sector que más empleos genera en la capital es el de servicios. En ese sector, el de intermediación financiera emplea a 41.000 personas. El promedio de los salarios es de 24.536 pesos. “Las remuneraciones de los empleados de la rama intermediación financiera y otros servicios financieros, además de ser la más alta [entre los sectores económicos], son las que presentan mayor diferencia con el promedio del resto de los distritos”, afirma el informe del ente estadístico oficial porteño.

Detrás aparecen productos químicos ($ 17.341), telecomunicaciones y correos ($ 16.039), alimentos ($ 11.853), transporte ferroviario y automotor ($ 9348), servicios sociales y de salud ($ 8809), servicios a empresas ($ 7111), servicios inmobiliarios ($ 6434), productos textiles y confección ($ 6056), y hotelería y restaurantes (5017 pesos).

En el sector público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires trabajan 125.092 empleados efectivos, según datos del Ministerio de Modernización porteño. Se trata de una variación negativa de un 0,1% con la dotación que existía cuando Mauricio Macri arrancó su gestión.

No obstante, y aunque en 2009 Macri pasó a planta permanente a alrededor de 17.000 empleados públicos que tenían un vínculo laboral precario, desde esa fecha hasta agosto último aparecieron unos 9000 nuevos contratados que el gobierno porteño no reconoce como trabajadores estatales, según los propios datos de Modernización.

Mientras el pase a planta permanente de esos trabajadores estrechó fuertemente los lazos con el Sindicato Único de Trabajadores del Estado (Sutecba), la aparición de miles de nuevos contratados tensionó el vínculo con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), el único gremio que los representa.

En el macrismo festejan el cambio de perfil de los trabajadores estatales. Mientras al inicio de la gestión de Macri el 59% de la plantilla de empleados públicos trabajaba en servicios y el otro 41% era personal administrativo, en la actualidad el porcentaje de personal que trabaja ofreciendo servicios al ciudadano subió 10 puntos porcentuales.

Según datos oficiales, en el rubro de servicios trabajan 15.85 personas. Entre ellos están los docentes (4605), auxiliares de portería (136), médicos (2555), servicios anexos a la salud (2941), residentes (434) y la Policía Metropolitana (4414).

El Ministerio de Modernización, algo así como el área de Recursos Humanos de los trabajadores estatales de la ciudad, entre otras cosas, comenzó en 2013 el cambio de la carrera administrativa en el Estado. Hasta agosto último, sólo habían puesto en funcionamiento el nuevo nivel gerencial y se habían creado 1314 cargos. “El 67% de los cargos de carrera gerencial fue cubierto por personal de planta”, afirman en el oficialismo.

 

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario