Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

El sector gastronómico porteño, en crisis

Son más de 250 los restaurantes que cerraron durante los últimos 4 meses en la zona de Capital Federal y Zona norte. Palermo, el Centro y San Isidro son los lugares más afectados. (Ciudad de Buenos Aires) Son más de 250 restaurantes los que se vieron obligados a cerrar en los últimos 4 meses debido a alquileres altos, consumidores más precavidos a la hora de gastar y la suba del...

Son más de 250 los restaurantes que cerraron durante los últimos 4 meses en la zona de Capital Federal y Zona norte. Palermo, el Centro y San Isidro son los lugares más afectados.

images

(Ciudad de Buenos Aires) Son más de 250 restaurantes los que se vieron obligados a cerrar en los últimos 4 meses debido a alquileres altos, consumidores más precavidos a la hora de gastar y la suba del costo salarial.

Si bien se trata de un sector dinámico, en el que las aperturas y los cierres son habituales, un relevamiento privado da cuenta de una aceleración en los segundos, en especial en los barrios de Palermo, Microcentro y Congreso, además de algunos lugares de la Zona Norte, como Pilar, Olivos y Vicente López.

Cerca de 55 cierres fueron reportados en el barrio de Palermo. Esta zona, que vivió una explosión del sector gastronómico es la que más movimientos registra, pero eso explica sólo parte de las bajas. Según las fuentes del informe, que pidieron mantener el anonimato, los cierres de este año son mayores a los habituales. Un ejemplo es el local de Humboldt y Costa Rica de la cadena de comida asiática Yokos, que se suma al de la cadena de comida peruana Osaka que había cerrado sus puertas a media cuadra, poco tiempo antes. Ambos locales aún están vacíos, mientras sus dueños concentran sus esfuerzos en sus demás sucursales.

Otro dato que llama la atención es la cantidad de locales fuera de servicio en el Centro y Congreso, donde la entrada y salida de jugadores es menos habitual. En esta zona se reportó cerca del 23% de los cierres.

Con un número menor se ubican los cierres concretados en Puerto Madero y el barrio de Recoleta, donde, por ejemplo, ya no se puede encontrar al tradicional y exclusivo restaurante Lola, que cerró sus puertas hace dos meses, aún sin reemplazo para el local de la esquina espejada de Guido y Ortiz.

Por su parte, en Zona Norte, donde hubo un crecimiento importante en la plaza gastronómica durante la última década, ahora también se ven más cierres de los habituales.

El precio de los alquileres es una de las barreras de la permanencia en el negocio. Según el portal especializado fondodeolla.com estos alcanzan los $ 30.000 mensuales en Palermo, los u$s 15.000 en Puerto Madero, $ 33.000 en el Centro y los
$ 20.000 en San Isidro.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario