Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

El Santojanni puso en agenda una vieja disputa

Luego de los episodios de violencia en el que un grupo de barrasbravas de Nueva Chicago atacaron a un paciente internado, la Ciudad reflotó su pedido de que los hospitales y escuelas porteñas cuenten con custodia de la policía federal. El subsecretario de Prevención del Delito porteño, Martín Borrelli, le pidió hoy al Gobierno nacional que “revise la medida del año pasado” en la que se retiró la Policía Federal de...

Luego de los episodios de violencia en el que un grupo de barrasbravas de Nueva Chicago atacaron a un paciente internado, la Ciudad reflotó su pedido de que los hospitales y escuelas porteñas cuenten con custodia de la policía federal.

El subsecretario de Prevención del Delito porteño, Martín Borrelli, le pidió hoy al Gobierno nacional que “revise la medida del año pasado” en la que se retiró la Policía Federal de centros de salud y escuelas de la Ciudad y explicó que trabajaba para “llevar tranquilidad” al personal del hospital Santojanni.

Borrelli afirmó que la administración de Mauricio Macri hizo “un esfuerzo enorme por cubrir el agujero que dejó la Policía Federal con empresas de seguridad privada” pero reconoció que “no es posible asimilar una y otra prestación”.

La disputa entre barrabravas de Nueva Chicago que dejó un muerto y el posterior ingreso violento al hospital Santojanni para vengar el hecho abrió la polémica en la Ciudad y ahora los médicos amenazan con realizar medidas de fuerza para reclamar mayor seguridad en los centros de salud porteños.

En ese contexto, Borrelli detalló por radio El Mundo que “hay otras áreas del ministerio que están trabajando para tratar de ver qué sistema podemos idear para llevar tranquilidad y que puedan desarrollar el trabajo como corresponde” los profesionales de la salud.

“Queremos aprovechar para pedir al Gobierno nacional que revise la medida del año pasado, porque en lo sustancial no ha cambiado en nada la situación en cuanto a disponibilidad de efectivos”, reclamó Borrelli a la ministra de Seguridad, Nilda Garré que tomó la decisión durante 2011.

Según los datos aportados por el funcionario, la Policía Metropolitana tiene unos dos mil efectivos, mientras que las fuerzas federales reúnen unos 17 mil efectivos, por lo que pidió que la Policía Federal vuelva a hacerse cargo de la seguridad de los hospitales.

Comentarios

Ingresa tu comentario