El radicalismo se manifiesta a favor de la marihuana

El radicalismo se manifiesta a favor de la marihuana

(CABA) Desde la Franja Morada, la Juventud Radical y la Organización de Trabajadores Radicales queremos manifestar nuestra posición respecto de lo resuelto en el plenario de las Comisiones de Salud, Seguridad Interior y Legislación Penal de la Cámara de Diputados de la Nación, de la cual salieron los dictámenes de mayoría y minoría respecto del proyecto de ley para la despenalización del uso del cannabis con fines medicinales y terapéuticos.

Si bien celebramos que se pongan en debate estos temas y reconocemos que el dictamen de mayoría, resultó ser un proyecto de ley que garantiza el “acceso gratuito al aceite de cáñamo y demás derivados del cannabis a toda persona que se incorpore al Programa” (Nacional para el estudio y la investigación del uso medicinal de la planta de cannabis, sus derivados y tratamientos no convencionales).

Resuelve también “Investigar los fines terapéuticos y científicos de la planta de cannabis y sus derivados, así como otras sustancias no convencionales en la terapéutica humana” y que “La Autoridad de Aplicación tiene la facultad de realizar todas las acciones requeridas para garantizar el aprovisionamiento de los insumos necesarios a efectos de llevar a cabo los estudios científicos y médicos de la planta de cannabis con fines medicinales, sea a través de la importación o de la producción estatal”.

Consideramos, a modo de aporte, que este gran avance no tiene en cuenta la situación de aquellas familias que al día de hoy cultivan cannabis para poder asistir a sus más allegados, tal como manifiesta el colectivo Mamá Cultiva Argentina, entre otras organizaciones, en un comunicado: “El dictamen de mayoría no contempla la regulación del autocultivo de cannabis medicinal y continúa considerándonos a quienes cultivamos como narcotraficantes…Es necesario que la ley que se apruebe incluya el cultivo personal, solidario y cooperativo, como lo permiten en muchos países del mundo, con todo los controles que el Estado crea adecuados”.

En tanto y en cuanto, el Estado no pueda proveer a estas familias de dichos productos, aquellos que sufren patologías en las que los tratamientos curativos y paliativos son inciertos o insuficientes, quedan desprotegidas y en una situación de ilegalidad, cuando lo único que buscan es la solución a una problemática que los afecta.

Es imperante que nuestros legisladores se hagan eco de quienes hoy exigen una responsabilidad del Estado en materia de salud y derechos humanos, más aun cuando se trata de la calidad de vida de nuestros ciudadanos.

Es por todo esto que desde el radicalismo debemos tomar posición al respecto y garantizar políticas de Estado tendientes a representar a las minorías y ampliar derechos. Necesitamos de un Estado presente en todos los ámbitos, no uno que criminalice y deje en situación de vulnerabilidad a aquellas familias que sólo buscan el bienestar de sus allegados.

Pretendemos aportar a la construcción de un Estado presente, que incluya y escuche a las minorías y así cambiar la dinámica imperante durante el último gobierno, el cual invisibilizó esta problemática y hoy, continuando su lógica de construcción populista de poder, pretende situarse al frente de estas políticas que negó durante más de una década.

FRANJA MORADA, JUVENTUD RADICAL, ORGANIZACIÓN DE TRABAJADORES RADICALES.

S.C.