Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 1801

El PRO insiste por quinta vez con el shopping en Caballito

Asociaciones vecinales y de comerciantes sostienen que afectará de forma negativa al barrio, que atraviesa una crisis de infraestructura por el boom inmobiliario, según denuncian. (CABA) En los pasillos de Perú 160 se sabe que pronto habrá que discutirlo. Por quinta vez, el oficialismo quiere impulsar la creación de un centro comercial en Caballito. IRSA, una empresa beneficiada por la Legislatura con varios proyectos, será la responsable de la construcción....

Junto-terrenos-ferroviarios-avenida-Avellaneda_CLAIMA20140409_0040_17

Asociaciones vecinales y de comerciantes sostienen que afectará de forma negativa al barrio, que atraviesa una crisis de infraestructura por el boom inmobiliario, según denuncian.

(CABA) En los pasillos de Perú 160 se sabe que pronto habrá que discutirlo. Por quinta vez, el oficialismo quiere impulsar la creación de un centro comercial en Caballito. IRSA, una empresa beneficiada por la Legislatura con varios proyectos, será la responsable de la construcción.

El shopping de dos manzanas estaría sobre la avenida Avellaneda, en los terrenos linderos al club Ferrocarril Oeste. Serían unos 70.000 metros cuadrados cubiertos, con una altura de por lo menos 10 pisos, estacionamiento y oficinas. Para hacerlo hay que modificar la zonificación de esas parcelas, que son zona residencial.

“Algunos diputados proponen modificar las contraprestaciones que incluye el proyecto para sumar beneficios para el barrio. Como es una iniciativa privada, la empresa se compromete a construir un Centro de Primera Infancia y a dar prioridad a los que residan en la zona al momento de contratar personal. Pero no se avanzó más que eso”, explicó a Clarín Karina Spalla (Pro), al frente de la comisión de Planeamiento Urbano.

El oficialismo vuelve a insistir con un proyecto que va a impactar negativamente en Caballito y que va a afectar directamente la existencia de comercios minoristas en la zona. A IRSA seguramente le conviene, pero nosotros tenemos que tener una mirada que no sea empresarial sino que mire al barrio, el comercio y cuide las fuentes laborales”, fue el contrapunto de Aníbal Ibarra (Frente Progresista y Popular).

Es que los vecinos, que se han mostrado activos en audiencias y en movilizaciones, sostienen, junto a entidades como CAME o FECOBA, que es inviable por el impacto negativo que tendrá en un barrio ya superpoblado y con un crecimiento inmobiliario desmedido.

Comentarios

Ingresa tu comentario