Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

El PRO apura un armado nacional

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, acelerará en los próximos meses el desarrollo nacional del PRO, mientras se largó una carrera entre sus principales figuras por la candidatura a senador nacional por la Ciudad de Buenos Aires en 2013. La expansión partidaria consiste en la celebración de convenios institucionales con posibles aliados radicales y peronistas en las provincias y la reincorporación de figuras como el economista Carlos Melconian. Melconian,...

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, acelerará en los próximos meses el desarrollo nacional del PRO, mientras se largó una carrera entre sus principales figuras por la candidatura a senador nacional por la Ciudad de Buenos Aires en 2013.

La expansión partidaria consiste en la celebración de convenios institucionales con posibles aliados radicales y peronistas en las provincias y la reincorporación de figuras como el economista Carlos Melconian.

Melconian, quien ya fue candidato a senador nacional por el PRO en 2007, pasará a ser uno de los dirigentes itinerantes del partido junto con el propio Macri, Gabriela Michetti, Miguel del Sel, Rogelio Frigerio y el rabino Sergio Bergman, adelantaron fuentes partidarias a Noticias Argentinas.

La ingeniería está a cargo del ministro de Gobierno porteño y principal armador político del PRO, Emilio Monzó, quien por ahora trabaja en una agenda de convenios institucionales con radicales y peronistas díscolos, que no tengan carácter electoral pero sirvan como base para futuros acuerdos políticos.

La estrategia del ministro es generar acercamientos y construir relaciones que no obliguen a los extra-partidarios a alejarse de sus respectivos espacios, como es el caso de los intendentes radicales Alfredo Cornejo (Godoy Cruz); Mario Meoni (Junín) y Horacio “Pechi” Quiroga (Neuquén).

El objetivo también consiste en mostrar sintonía política con anticipación para evitar que una sociedad de apuro termine en fracaso como ocurrió con el peronista Francisco De Narváez y el radical Ricardo Alfonsín en las últimas elecciones.

El plan apunta a que las figuras más atractivas del PRO hagan pie en los principales distritos del país incluso y que en 2013 salgan a la cancha.

En este esquema se evalúa la posibilidad de que Miguel del Sel sea candidato a diputado nacional por Santa Fe y Gabriela Michetti por Buenos Aires.

Si bien la ex vicejefa de Gobierno había deslizado su intención de ser senadora nacional por la Ciudad de Buenos Aires, Macri y Monzó aspiran a convencerla de que puede ser mucho más útil en el principal distrito electoral del país.

Por lo pronto, dejará la presidencia del PRO Capital y asumirá la vicepresidencia nacional del partido que hoy conduce Humberto Schiavoni, mientras que el cetro porteño lo tomará el jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta.

Precisamente, Rodríguez Larreta es otro de los que pretende ser candidato a senador nacional por la Capital, lo mismo que los ministros de Ambiente, Diego Santilli, y de Educación, Esteban Bullrich y el actual titular del bloque PRO en la Cámara de Diputados, Federico Pinedo.

El Senado se renueva por tercios, con tres bancas por provincia, dos para el partido más votado y una para el segundo, por lo que una pareja del PRO podría aspirar a esos lugares.

Todos ellos ya estuvieron de una u otra manera enfrascados en la pelea por la candidatura a jefe de Gobierno y vice del año pasado que finalmente decidió retener Macri.

Si bien una eventual candidatura de Michetti en Buenos Aires para el PRO, el armado en ese provincia no pierde de vista al flamante espacio PRO-Peronista, que ya funciona como bloque en la Legislatura local y tiene como objetivo caminar la provincia.

En Córdoba el macrismo ungió al intendente de La Carlota, Javier Pretto, como referente y estratega provincial, sin alejarse del diputado radical Oscar Aguad, una de las figuras políticas fuertes de la provincia y de muy buena relación personal y política con Macri.

En Mendoza el PRO mantiene la sociedad con el Partido Demócrata, pero el diálogo con Cornejo es fluido y los macristas ya piensan en un acuerdo electoral con la UCR.

Comentarios

Ingresa tu comentario