Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

El predio Papa Francisco de Lugano recién comenzó a ser descontaminado

A un año del desalojo de las tierras que habían sido ocupadas por unas 500 familias, no hay grandes avances en el proceso de urbanización.

(CABA) A un año del desalojo del predio junto a la Villa 20, que había sido ocupado por unas 500 familias, no hay grandes avances en el proceso de urbanización previsto por la ley 1770. El asentamiento rebautizado como Papa Francisco recién comenzó a ser descontaminado, debido al depósito de autos de la Policía Federal que funcionaba allí. Una vez que terminen, para junio del año que viene, podrán comenzar con la construcción de un espacio verde y calles.

En los últimos días, la Agencia de Protección Ambiental (APRA) finalizó los estudios del suelo y dio paso al Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño para comenzar con la limpieza superficial del terreno, el desmalezamiento y la remoción de bases de hormigón armado. Además se retiraron los vehículos contaminantes, aunque todavía quedan algunas partes desperdigadas por el terreno, según informó La Nación.

Los estudios que se realizaron en la zona –entre ellos el de Green Cross International, la organización fundada por Mijail Gorbachov– indican que existía una presencia importante de metales pesados con incidencia directa en la prevalencia de algunos cuadros de salud en los habitantes de la villa. Es por eso que su descontaminación se hizo imprescindible para hacer obras en ese recinto.

El proceso lleva más de diez años. En el predio lindero a la villa 20, de unas 12 hectáreas de extensión, funcionaba un “cementerio de autos” de la Policía Federal que llegó a albergar unos 7.000 vehículos relacionados con causas judiciales. Tras la sanción de la ley en 2005, el juez Roberto Gallardo intimó a la Ciudad a resolver el tema y luego de algunas idas y vueltas los terrenos fueron restituidos a la órbita porteña. Después siguió la compactación de los restos de los vehículos y recién a fines de 2013 el terreno quedó liberado. En la madrugada del 24 de febrero fue ocupado en una toma que se extendió durante seis meses.

lugano toma4

Comentarios

Ingresa tu comentario