Buenos Aires, 19/08/2017, edición Nº 2078

El Plaza Hotel de Buenos Aires está a la venta

Sus dueños piden US$ 50 millones. Hay que hacer inversiones y las familias Tornquist y Shaw decidieron desprenderse. (Ciudad de Buenos Aires) Consagrado como el más clásico de Buenos Aires y preferido por la realeza europea cuando se hospeda en el país, el Plaza hotel, devenido Marriott en 1993, está en venta . Los dueños de esa emblemática propiedad, las familias Tornquist y Shaw, deciden el próximo 29 las condiciones...

Sus dueños piden US$ 50 millones. Hay que hacer inversiones y las familias Tornquist y Shaw decidieron desprenderse.

(Ciudad de Buenos Aires) Consagrado como el más clásico de Buenos Aires y preferido por la realeza europea cuando se hospeda en el país, el Plaza hotel, devenido Marriott en 1993, está en venta . Los dueños de esa emblemática propiedad, las familias Tornquist y Shaw, deciden el próximo 29 las condiciones que exigirán a los potenciales compradores. La cadena Marriot, con la que tienen un contrato de gerenciamiento del hotel por 30 años, seguiría al frente, al menos por ahora . Una fuente de a la negociación reveló que Marriott podría pedir US$ 13 millones para cancelar el contrato , en caso que el futuro dueño de la propiedad se incline por otro administrador.

Ya hubo varios intentos de venta con un poder extendido al consultor Orlando Ferreres, quien cuando salió a ofrecerlo en 2007-2008 se topó con la crisis financiera global: no encontró aspirantes.

Ahora vuelve a tomar impulso la idea, pese a las trabas al dólar y a la parálisis en ese tipo de operaciones. Según vaticinan en el sector hotelero, la emblemática propiedad podría quedar en manos de un grupo nacional.

Lo cierto es que a Jorge Enrique Shaw, bisnieto de Ernesto Tornquist, su fundador, y a su cuñado Alejandro Piqué; no les fue fácil unir las voluntades de una familia atomizada. Pero la imperiosa necesidad de inversiones millonarias empujó la decisión. Ya habían vivido una situación similar cuando en los años 90 le extendieron el contrato de gerenciamiento a la estadounidense Marriott que les entregó US$ 10 millones. Marriott realizó reformas en el hotel, con lo que las familias le deben, a su vez, US$ 10 millones.

Los laureles del Plaza están relacionados con sus huéspedes, desde el General Charles De Galle al que hubo que conseguirle una cama especial por su altura cuando vino a Buenos Aires en 1964, a Arturo Toscanini, Enrico Caruso, Maria Callas, Edith Piaf y Alain Delon, entre tantos otros.

Por lo que trascendió, la decisión de ponerlo a la venta generó roces entre los parientes propietarios.

Algunos sueñan conseguir US$ 50 millones por el edificio inspirado en la arquitectura parisina frente a la Plaza San Martín, que se inauguró en 1909 y fue construido en solo dos años con un esqueleto de acero que le permitió crecer en altura. El bar y el Grill del Plaza fue punto de encuentro de intelectuales, artistas y famosos. Hoy lo frecuentan hombres de negocios.

Y aunque rondan interesados, no resultará sencillo encontrar un candidato. De acuerdo al consultor de Hoteles y Turismo, Arturo García Rosa, la situación del sector es, cuanto menos, compleja. “La inflación de dos dígitos que se arrastra desde hace tres años ha llevado los costos a un nivel que es impensable trasladarlos a las tarifas.

Hay además una notoria baja de la actividad y los cinco estrella de lujo están muy complicados . Con una ocupación del 30%, como la que tienen actualmente, no alcanzan a cubrir los costos”, advirtió.

Comentarios

Ingresa tu comentario