Buenos Aires, 23/11/2017, edición Nº 1835

El “picoteo” causa sobrepeso y se volvió masivo

Se combate organizando comidas y colaciones.

Especialistas aseguran que entre el estrés y sensaciones como aburrimiento y soledad se potencia la ingesta de alimentos entre comidas.

comida-mexicana

(CABA) El llamado picoteo se volvió epidemia: siete de cada 10 jóvenes y adultos reconocen que sienten esa súbita tentación de saborear algo dulce o salado entre las comidas. Cuando aparece, la mitad opta por engañarlo con mate, café o té. El resto prefiere algo más sólido, según indica la encuesta de TNS Argentina a una muestra representativa de la población de 18 años o más.

Es importante diferenciar entre picoteo y colación“, advierte la doctora Rosa Labanca, directora del Centro de Asistencia, Docencia e Investigación de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimentarios (Saota), informó La Nación.

Mientras que la colación es una comida programada que tiene un fin determinado -aclara-, el picoteo es una comida desordenada, que generalmente ayuda a engordar. Esto es fundamental porque las estadísticas nos muestran que las personas que bajaron de peso recuperan el peso anterior o, incluso, lo superan al cabo de 5 años”.

La nutricionista Viviana Viviant, que dirige el sitio online Nutrición y Vida Sana recomendó organizar mejor los horarios de las cuatro comidas principales y programar una colación a media mañana y otra a media tarde.

De acuerdo con el lugar donde se esté“, pueden ser: una fruta (fresca, deshidratada o en ensalada), gelatina con o sin frutas, un yogur (descremado, solo, con fruta o cereal), semillas de girasol, maní tostado para pelar, un postre bajas calorías, un rollito de jamón y queso, pickles, una porción de queso magro y pan integral o un huevo duro. Siempre, con un líquido sin calorías. “Los que se beben calientes y los que contienen gas dan más saciedad. Se recomienda incluir 2,5 l diarios“.

Comentarios

Ingresa tu comentario