Buenos Aires, 21/08/2017, edición Nº 2080

El Papa Francisco confirmó en el Vaticano a dos jóvenes porteños

Se trata de una joven del chica de Villa del Parque y de un joven de la villa 21. Fueron confirmados por Francisco junto a otras 42 personas en Roma. Los confirmados junto a Mons. Ruiz Arenas, el padre Russo y el director de cultos porteño Alfredo Abriani (Ciudad de Buenos Aires) El papa Francisco confirmó ayer a 44 personas, entre ellas dos porteños, durante una celebración eucarística en la plaza...

Se trata de una joven del chica de Villa del Parque y de un joven de la villa 21. Fueron confirmados por Francisco junto a otras 42 personas en Roma.

Los confirmados junto a Mons. Ruiz Arenas, el padre Russo y el director de cultos porteño Alfredo Abriani.
Los confirmados junto a Mons. Ruiz Arenas, el padre Russo y el director de cultos porteño Alfredo Abriani

(Ciudad de Buenos Aires) El papa Francisco confirmó ayer a 44 personas, entre ellas dos porteños, durante una celebración eucarística en la plaza de San Pedro, ante más de 100.000 peregrinos, 70.000 de los cuales eran jóvenes que se preparan para recibir el sacramento de la Confirmación o lo recibieron entre enero y marzo de este año.

Según informó la agencia de prensa católica AICA, los jóvenes argentinos integran comunidades de la arquidiócesis de Buenos Aires. Julieta Guzmán es de la parroquia Santa Ana, del barrio porteño de Villa del Parque, mientras Gianfranco Carranzana pertenece a la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, ubicada en la Villa 21 de Barracas.

Al finalizar la misa, Francisco le comentó al presbítero Russo lo feliz que estaba de haber visto tanta juventud y lo simbólico que le resulta que al principio de sus dos etapas en el ministerio episcopal, la de Buenos Aires y la de Roma, hayan estado marcadas por la celebración del sacramento de la Confirmación, que es el sacramento del Espíritu Santo, quien ilumina y conduce a la Iglesia. Aludía a la celebración de las confirmaciones masivas que tuvieron lugar en Buenos Aires en octubre de 1998, cuando en el altar levantado en Palermo recibieron el sacramento 40.000 personas en dos ceremonias a pocos meses de haber asumido él el gobierno pastoral de la arquidiócesis.

El papa Francisco confirmó ayer a 44 personas, entre ellas dos argentinos, durante una celebración eucarística en la plaza de San Pedro, ante más de 100.000 peregrinos, 70.000 de los cuales eran jóvenes que se preparan para recibir el sacramento de la Confirmación o lo recibieron entre enero y marzo de este año.

Fue en ocasión de la fiesta del sacramento de la Confirmación, que se organizó en el marco del Año de la Fe.

Los jóvenes argentinos integran comunidades de la arquidiócesis de Buenos Aires. Julieta Guzmán es de la parroquia Santa Ana, del barrio porteño de Villa del Parque, mientras Gianfranco Carranzana pertenece a la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, ubicada en la Villa 21 de Barracas.

El Santo Padre enseguida los reconoció por el tono de voz y luego bromeó con ellos en el momento del saludo final a los 44 confirmados.

Los jóvenes argentinos fueron acompañados por monseñor Eduardo García, obispo auxiliar y pro-vicario general del arzobispado Buenos Aires, y el presbítero Alejandro Russo, rector de la catedral primada de Buenos Aires.

Estaba también presente en Roma, por lo que asistió a la celebración, el director de Cultos del Gobierno de Buenos Aires, doctor Alfredo Abriani.

Al finalizar la misa, Francisco le comentó al presbítero Russo lo feliz que estaba de haber visto tanta juventud y lo simbólico que le resulta que al principio de sus dos etapas en el ministerio episcopal, la de Buenos Aires y la de Roma, hayan estado marcadas por la celebración del sacramento de la Confirmación, que es el sacramento del Espíritu Santo, quien ilumina y conduce a la Iglesia.

El Papa aludía así a la celebración de las confirmaciones masivas que tuvieron lugar en Buenos Aires en octubre de 1998, cuando en el altar levantado en Palermo recibieron el sacramento 40.000 personas en dos ceremonias a pocos meses de haber asumido el gobierno pastoral de la arquidiócesis de Buenos Aires por la muerte de su antecesor el cardenal Antonio Quarracino.

Comentarios

Ingresa tu comentario