Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

El negocio del dólar cayó un 80% y cierran casas de cambio

La fuerte presión sobre el dólar hizo caer el negocio de compra y venta. La mayoría de las casas que cierran eran ilegales. (Ciudad de Buenos Aires) El cepo cambiario fue un duro golpe a las casas de cambio, uno de los sectores más emblemáticos de la City porteña. La mayor parte de las empresas opera con fuertes pérdidas desde noviembre, cuando arrancaron las restricciones, pero el rojo se profundizó...

La fuerte presión sobre el dólar hizo caer el negocio de compra y venta. La mayoría de las casas que cierran eran ilegales.

20120703-100358.jpg

(Ciudad de Buenos Aires) El cepo cambiario fue un duro golpe a las casas de cambio, uno de los sectores más emblemáticos de la City porteña. La mayor parte de las empresas opera con fuertes pérdidas desde noviembre, cuando arrancaron las restricciones, pero el rojo se profundizó a partir de mayo, cuando se rechazó casi la totalidad de los pedidos de compra de divisas, tanto a empresas como a particulares.

El volumen de negocios cayó entre el 60% y el 80%. Las consecuencias concretas ya se están haciendo notar. Algunos nombres tradicionales, como Aeromar, pidieron la suspensión de la patente para operar. La compañía cerró la reconocida sucursal que tenía en la avenida Corrientes, entre Florida y San Martín, cesanteando además a los 30 empleados que atendían al público.Otros jugadores también están en pleno proceso de cierre, que requiere la aprobación del Central y puede demorar varios meses. Cambios Norte, por ejemplo, quiso cerrar a fin de año, pero el organismo monetario se lo denegó, por lo que tendrá que esperar algún tiempo hasta que finalicen los trámites administrativos.

Hace veinte días hubo una reunión de la cámara que agrupa a las agencias y casas de cambio con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Puntualmente le pidieron autorización para poder operar en otros negocios vinculados, por ejemplo los relacionados con el comercio exterior. Moreno, sin embargo, les pidió como contrapartida que bajaran el dólar informal a $ 5,10. El «blue», sin embargo, quedó por encima de los $ 5,90, por lo que la estrategia del funcionario no obtuvo resultados. En total, hay 60 agencias y casas de cambio, con 3.000 empleados.

Además de la imposibilidad de comprar dólares, el Gobierno también redujo a un mínimo las transferencias al exterior por giro de dividendos. El año pasado habían sumado u$s 4.500 millones, pero este año caerían no menos de un 70%.

Muchas casas de cambio quieren continuar con el negocio, pero están en pleno proceso para cerrar sucursales que tienen en los barrios, que tampoco tienen actividad. Si no se produjeran novedades por parte del Gobierno, se estima que no menos de una docena de compañías terminarán cerrando sus puertas y el sector cambiario irá hacia una fuerte concentración.

Una propuesta presentada tanto al BCRA como a la Secretaría de Comercio Interior es la de crear una nueva categoría, similar a las compañías de servicios financieros que aparecieron hace poco en Uruguay. (Ambito)

Comentarios

Ingresa tu comentario