Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

El Museo Nacional de Bellas Artes presenta “Memoria de la escultura 1895-1914”

Desde este miércoles podrá visitarse en el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) la muestra “Memoria de la escultura 1895-1914”, que propone un recorrido por su patrimonio que va de Arturo Dresco a Auguste Rodin, pasando por Francisco Cafferata y Emile Bourdelle. (CABA) Lucio Correa Morales, Mateo Alonso, Víctor de Pol y Jules Lagae son algunos de los escultores cuyas obras podrán apreciarse hasta el 24 de noviembre próximo a...

Desde este miércoles podrá visitarse en el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) la muestra “Memoria de la escultura 1895-1914”, que propone un recorrido por su patrimonio que va de Arturo Dresco a Auguste Rodin, pasando por Francisco Cafferata y Emile Bourdelle.

IMG_5462

(CABA) Lucio Correa Morales, Mateo Alonso, Víctor de Pol y Jules Lagae son algunos de los escultores cuyas obras podrán apreciarse hasta el 24 de noviembre próximo a través de los calcos que Eduardo Schiaffino, primer director del museo fundado en 1895, fue obteniendo con fines educativos y algunos de los cuales permanecieron en los sótanos del museo por más de cien años. La muestra -que podrá visitarse con entrada libre y gratita de martes a viernes de 12.30 a 20.30 y los sábados domingo a partir de las 9.30- incluye además una conferencia de introducción a la escultura del siglo XIX a cargo del español Norberto Bayo Maestre, organizada para el próximo lunes de 19 a 21

La exposición montada en el primer piso de avenida del Libertador 1473, rescata el carácter social y educativo con que esas piezas fueron adquiridas en su momento y, en un espacio que emula los talleres artísticos, reúne esculturas como “La Venus de Milo” “El beso” de Rodin (1840-1917) entre otras importante obras de su colección, la más importante del mundo fuera de Francia.

“A finales del siglo XIX numerosos museos mostraron interés en adquirir calcos, copias escultóricas que permitían completar las lagunas de sus colecciones realizadas en yeso, material de bajo costo, que permitía gran precisión”, se lee a un lado de uno de los LCD donde pueden verse documentos de época y archivos reunidos en dos documentales mediante un intenso trabajo de investigación.

En este marco, la directora del MNBA, Marcela Cardillo, destacó “el propósito eminentemente didáctico” que recupera la exhibición curada por Florencia Galesio, “poniendo en primer plano la función de escuela” que se refuerza con actividades especiales como un taller de modelado en alambre a cargo de Alicia Fino, los lunes 4 y 11 de noviembre próximo.

Devolviendo a la luz parte destacada de su patrimonio -entre otros la reconstrucción de la “Bacante” de Dresco-, “el museo revisa en forma integral la tensa y cambiante relación entre pedagogía y espectáculo”, añadió Cardillo durante la presentación formal de la muestra que suma reproducciones de Pedro Zonza Briano y Antonio Tantardini.

Se trata de “la sexta inauguración del año, realizada casi íntegramente con adquisiciones del museo”, sólo dos de las 46 esculturas expuestas no pertenecen al MNBA, para lo que “trabajaron integralmente con la idea de emular un taller artístico”, de ahí los andamios que dividen las distintas áreas de la exposición.

La exhibición “se desarrolló con el foco puesto en la colección fundacional de escultura del museo puesto que la escultura había sido hasta el momento poco abordada como tal”, explicó Galasio a Télam.

“Trabajamos lo fundacional: cuáles fueron las intensiones de Schiaffino para elegir determinadas obras y promover el arte argentino y qué circuitos generó para crear esta colección metropolitana y enciclopédica que permite al público y los estudiantes aproximarse a distintas etapas del arte como experiencia directa desde el museo”, puntualizó la curadora.

Con esta propuesta, aseveró, “también se buscó crear un contrapunto entre los lenguajes de las esculturas expuestas, contextualizar la idea del lugar de creación del artista y de un museo en construcción”.

De hecho, el periodo abordado por Galasio “coincide con la institucionalización de las artes en Argentina hasta el salón nacional de 1914”.

Así, en el inmenso salón dialogan la “Cabeza de niño” copiada de un colorido original de Andrea Della Robbia, con “Volupté” de Alberto Lagos, el busto oscuro de una joven de expresión voluptuosa, o el “Indio moribundo” de Mateo Rufino Alonso y “Baigneuse”, de Alfred Jean Ludovic Halou.

Los interesados pueden encontrar más información sobre las actividades especiales previstas por la Asociación de Amigos del MNBA deben ingresar al sito de Internet www.aamba.org.ar o enviar un correo electrónico a cursos@aamnba.org.ar.

Fuente consultada: Télam

Comentarios

Ingresa tu comentario