Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

El kirchnerismo quiere traspasar a la Ciudad la Justicia Civil

Mientras apura el vaciamiento del Banco Ciudad, el oficialismo presentó un proyecto para transferir los tribunales del fuero civil al ámbito porteño. (Ciudad de Buenos aires) El diputado kirchnerista Carlos Kunkel presentó un proyecto de ley para transferir a la ciudad de Buenos Aires toda la justicia civil con sede en la Capital Federal, que hoy es nacional. Según los fundamentos de la iniciativa, se trata de un paso más...

Mientras apura el vaciamiento del Banco Ciudad, el oficialismo presentó un proyecto para transferir los tribunales del fuero civil al ámbito porteño.

(Ciudad de Buenos aires) El diputado kirchnerista Carlos Kunkel presentó un proyecto de ley para transferir a la ciudad de Buenos Aires toda la justicia civil con sede en la Capital Federal, que hoy es nacional.

Según los fundamentos de la iniciativa, se trata de un paso más para “hacer realidad la autonomía jurisdiccional de la ciudad”.

Aunque la iniciativa se presenta cuando se está discutiendo el plan del oficialismo de sacarle al Banco Ciudad los depósitos de los tribunales nacionales con sede en la Capital, ambos proyectos no tienen relación en la práctica.

En primer lugar, porque hoy los fondos de la justicia civil ya se depositan en el Banco Naciónero además porque, de aprobarse el proyecto de Kunkel, su implementación llevaría años, ya que implicaría el traspaso de un universo de casos que hoy tramitan más de 200 magistrados. Además, se deberán terminar los juicios ya iniciados.

Si bien la iniciativa dice que se garantizarán la estabilidad y todos los derechos adquiridos de los funcionarios y empleados que tiene hoy la justicia civil, no es posible trasladarlos automáticamente.

Por lo pronto porque los jueces deberían aceptarlo, porque no está previsto cómo se hará en la práctica el traspaso ni a qué se dedicarán quienes no se incorporen a la justicia porteña. Además, sería necesario crear una nueva estructura en la ciudad, con funcionarios, empleados, edificios y fondos.

“Esto es iniciar el camino”, dijo Kunkel en declaraciones al diario La Nación. “Y no es cierto que queramos desorganizar el gobierno de la ciudad, si en tres años nosotros vamos a asumir el gobierno”, afirmó sonriente. Según él, es preciso avanzar para que los porteños, como los ciudadanos de las provincias, sean juzgados por jueces propios en los asuntos que hacen a su vida cotidiana. “Queremos hacerlo ordenadamente, pero cuanto antes. El traspaso de algunas competencias penales se aprobó hace un año y la Ciudad todavía no lo efectivizó totalmente”, afirmó.

Para tener efecto, una vez sancionada la norma sería necesario el acuerdo de la Legislatura porteña. “El traslado -dice el proyecto- se perfeccionará con la entrada en vigor de la ley de la ciudad autónoma de Buenos Aires que acepte, sin limitaciones ni reservas, las disposiciones de la presente ley.”

La iniciativa no contempla que la Ciudad asuma otras competencias, como la comercial y la laboral. Según Kunkel, se dejan para más adelante para no provocar un caos. En cuanto a los actuales juzgados civiles, él afirma que la idea es que “residualmente se vaya achicando a medida que se terminen las causas abiertas” y que se negocie y acuerde, entre la Nación y la Ciudad, cómo será el traslado.

“Los magistrados mas jóvenes supongo que van a tener más predisposición a cambiar y el resto quedará con las causas remanentes, pero eso es un proceso a estudiar”, dijo.

Comentarios

Ingresa tu comentario