Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

El Jardín Japonés festeja sus 50 años

El próximo domingo 4 de junio, de 10 a 18, habrá actividades para todo público.

(CABA) El domingo 4 de junio, el Jardín Japonés cumple 50 años y lo festeja con una gran convocatoria. Organizada por la Fundación Cultural Argentino Japonesa, la celebración tendrá lugar de 10 a 18, con un amplio programa de actividades para todo público, tanto dentro del predio del Jardín Japonés, como en la Avenida Berro, que será peatonal y contará con 100 stands de artesanías, cultura japonesa y, por supuesto, gastronomía típica.

Hay que recordar que el Complejo Cultural y Ambiental Jardín Japonés se creó en 1967 “para recibir en aquel entonces a los Príncipes Herederos, actuales Emperadores Akihito y Michiko, y también como agradecimiento al pueblo argentino por haber recibido con tanto cariño a la inmigración japonesa”, cuentan desde la organización. Así, la colectividad japonesa obtuvo el permiso para construir el Jardín en la Plaza Japón alrededor del Faro Tourou.

Administrado desde 1989 por la Fundación Cultural Argentino Japonesa, los objetivos de este Jardín son mantener el patrimonio histórico, cuidar el medio ambiente y difundir la cultura japonesa.

Todo para ver

Como parte del programa de actividades, a las 11, tendrá lugar la inauguración del Torii, un pórtico típico, junto con el descubrimiento de la placa conmemorativa de los 50 años. A lo largo de toda la jornada, habrá shows de tambores japoneses, danzas y canciones, bandas musicales y la gran presencia de la Banda Militar “Tambor de Tacuarí” del Regimiento de Infantería 1 Patricios.

El cierre de la fiesta será con un “baile participativo” de la Asociación Japonesa Sarmiento: es una costumbre bailar todos juntos deseando prosperidad y buenos augurios.

Representaciones

El Jardín Japonés tiene una superficie de 3 hectáreas y, entre puentes y flores, cada uno de sus elementos y espacios tiene un significado. Una cascada representa los avatares de la vida, mientras que las piedras traídas de Córdoba representan el silencio.

Los puentes son otro emblema. El Taiko Bashi (puente curvo) comunica la vida terrenal a la vida celestial, y el puente de las Decisiones, Yatsu Hashi: se dice que cuando una persona realiza una elección hace un camino de zigzag y de esta manera puede cambiar la mirada y llegar a una decisión certera.

Pero si hay algo que todos recuerdan de su visita al parque es la gran cantidad de peces multicolores, carpas Koi, que se caracterizan por nadar contra la corriente.

Dentro del complejo también hay un restaurante de cocina tradicional japonesa, una casa de artesanos y un vivero con especies autóctonas y típicas japonesas como bonsai, kokedama, sakura y azaleas. En la Casa de Té- Chashitsu, inaugurada en 2011, se realiza cada semana la Ceremonia de Té.

Además, a lo largo del año se ofrecen espectáculos y actividades con el propósito de difundir la cultura japonesa: origami (plegado de papel), ikebana (arte del arreglo floral), bonsai (cultivo en bandeja), pintura japonesa (Sumie, Nihonga y Suibokuga), caligrafía, cerámica, laca, kimono, orquídeas, entre otros.

MG

FUENTE: CLARÍN

Comentarios

Ingresa tu comentario