Buenos Aires, 23/11/2017, edición Nº 1835

El Instituto Sánchez Picado se transformará en el nuevo centro cultural de Villa Devoto

Lo anunciaron dos arquitectos que forman parte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en una reunión con instituciones locales. El proyecto contempla realizar una modificación de todo el casco histórico del edificio del ex instituto, ponerlo en valor y transformarlo en un centro cultural para los vecinos. (CABA) Finalmente, tras las gestiones veci­nales para detener la demolición de parte del edificio histórico de Av. Beiró y Chivilcoy, donde...

Lo anunciaron dos arquitectos que forman parte del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en una reunión con instituciones locales. El proyecto contempla realizar una modificación de todo el casco histórico del edificio del ex instituto, ponerlo en valor y transformarlo en un centro cultural para los vecinos.

D04-SANCHEZ PICADO 2013

(CABA) Finalmente, tras las gestiones veci­nales para detener la demolición de parte del edificio histórico de Av. Beiró y Chivilcoy, donde funcionaba el Instituto Sánchez Picado, se anunció que se hará una puesta en valor de la estructura de ese edificio y se realizará allí un centro cultural para la comunidad.

La iniciativa se enmarca en el programa “Ar­gentina se expresa” del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que tiene como objetivo “generar un nuevo espacio de interacción a través de la cultura y el arte”.

La noticia se supo luego de una reunión de principios de octubre con los arquitectos Martín Grimaldi y Ana Etcheverri, ambos pertenecientes al área de Mantenimiento de Infraestructura de ese ministerio manejado actualmente por Alicia Kirchner.

La visita de los arquitectos se dio luego de enterarse de que los vecinos de la zona se en­contraban realizando las gestiones pertinentes a fin de frenar la destrucción del edificio his­tórico y de conocer las condiciones de la obra que se estaba realizando en el lugar.

El encuentro tuvo lugar en el barrio de Villa Devoto, donde los especialistas se juntaron con miembros de la agrupación “Devoto Jardín de Buenos Aires” y de la Junta de Estudios Históricos local.

Espacio para la cultura

Según Grimaldi y Etcheverri el proyecto contempla realizar una modificación de todo el casco histórico del edificio del ex instituto y ponerlo en valor. Una vez terminados esos trabajos, se comenzaría a utilizar como un centro cultural de exposiciones, conferencias, encuentros y todo tipo de evento relacionado con la cultura. El objetivo es que se transforme en un espacio comunitario de Villa Devoto y darle una refuncionalización a la ex institu­ción educativa.

La iniciativa comprende utilizar el enorme patio con el que cuenta la antigua construcción como un espacio de encuentros y poner en valor la histórica fuente ubicada en el interior de la edificación que da sobre la avenida Beiró.

Según afirmaron, el proyecto se encuentra en etapa de elaboración y fue solicitado por Alicia Kirchner. Además, aclararon que por tratarse de una propiedad antigua, se nece­sitan realizar trabajos tendientes a reparar los problemas en los cimientos y la humedad ascendente. Asimismo, se deberá hacer una reparación intensiva de los techos. Si bien todo lo mencionado resulta indispensable, es posible que cause demoras en la obra. La fecha estimada para el comienzo de los trabajos es enero o febrero del año próximo.

Un poco de historia

En sus comienzos, este característico edificio de aire colonial trató a chicos con capacidades diferentes y posteriormente tuvo diversos des­tinos. Desde mayo de 1997, se reinauguró como “Hogar de Convivencia Terapéutica Sánchez Picado” que asistía a jóvenes varones que pro­venían de institutos de menores con régimen de salidas temporarias. Hace más de un año, dejó de alojar residentes.

Acciones para cuidar el patrimonio

A mediados de septiembre, un grupo de vecinos había intervenido al notar que parte de los techos del edificio habían sido des­mantelados. Apenas vieron que los trabajos estaban siendo realizados por mano de obra no calificada, que no había un cartel del proyecto visible y que se estaba destruyendo parte del patrimonio arquitectónico de la Ciudad, se pusieron en acción.

De esa forma, los integrantes de “Devoto Jardín de Buenos Aires” realizaron intensas gestiones con los operarios y el capataz presentes en el edificio y consiguieron que las obras se suspendieran. Además, mantuvieron un encuentro con la arquitecta Susana Mesqui­da, de la Gerencia Operativa de Supervisión de Patrimonio Urbano, perteneciente a la Secre­taría de Planeamiento Urbano del GCBA para informar del caso y solicitar su intervención.

Fuente consultada: Devotomagazine

Comentarios

Ingresa tu comentario