Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

El impuestazo generó aumento en todos los automotores

No se trata solamente de un impuestazo para los que compren autos de lujo. La acumulación de aumentos varios que decidieron cada uno por su cuenta, la Nación y la Ciudad, y que se aplican desde este mes, no sólo alcanzará a los que patenten un auto de alta gama, sino que llegará a todos los usuarios de vehículos. (CABA) A la suba de entre 30 y 50% en el...

No se trata solamente de un impuestazo para los que compren autos de lujo. La acumulación de aumentos varios que decidieron cada uno por su cuenta, la Nación y la Ciudad, y que se aplican desde este mes, no sólo alcanzará a los que patenten un auto de alta gama, sino que llegará a todos los usuarios de vehículos.

autos impuestazo

(CABA) A la suba de entre 30 y 50% en el precio que los clientes pagarán en las concesionarias para comprar autos que actualmente cuestan más de 170.000 pesos, se le suma el alza del 1 al 3% del impuesto a los sellos para todos los autos nuevos radicados en la ciudad de Buenos Aires. Además, las unidades importadas también tendrán que cancelar una tasa que cobran los registros al momento de patentar, que sale 500 pesos.

Así las cosas, para los modelos cuyo valor de venta permanezca por debajo de los 170.000 pesos, el aumento en la inscripción inicial será de 60%, aunque no haya variado su precio respecto de 2013. Para los 0 km del segmento medio alto, cuyo precio sube 30% y pasarán a costar entre 250.000 a 325.000 pesos, el incremento en el patentamiento llega a casi 113%; mientras que realizar la inscripción inicial en la Ciudad de modelos de gama alta, que al estar gravados desde enero con 50% y que su valor pasó de 300.000 a 450.000 pesos, será 148% más caro.

Pero esto no es todo. De acuerdo con un trabajo realizado por AtlasGroup, una firma especializada en la gestión y administración de activos de grandes compañías, las cuentas siguen. La patente, que resulta de calcular un porcentaje del precio de la unidad, también sufrirá un fuerte incremento. Y lo mismo ocurre con el seguro de terceros completo, que también es una cuenta que tiene como principal componente el valor de reposición de la unidad.

La consolidación de impuestos no sólo afecta a los compradores de autos cero kilómetro. El aumento del precio de estos rodados recién fabricados o importados, determinante para establecer el rango de precios de los modelos usados, implicará la suba inmediata de toda la gama de los modelos que hayan estado alcanzados por el nuevo gravamen.

El panorama no sólo afecta a gran parte de los dueños de autos, sino que también cambia la ecuación que las empresas hacen a la hora de comprar y destinar movilidad para sus ejecutivos. “Las diversas cargas impositivas generan un fuerte impacto en el mantenimiento del parque automotor para los primeros cinco años de uso, el período que las empresas suelen considerar como vida útil de un automóvil -dice Sporleder, responsable de automotores de AtlasGroup-. Para los vehículos que están en el rango de $ 170.000, el incremento en la amortización en los primeros cinco años va a llegar a 8,27%; para utilitarios semipesados, como son los camiones de cabina simple y doble, en sus versiones 4×4 y 4×2, alcanzará durante la vida útil para las empresas un aumento de 50%, mientras que llega a números exorbitantes para los rodados de alta gama destinados a los directores y funcionarios de alta gerencia, cuyo costo de mantenimiento va a tener un incremento de más de 70 por ciento.”

Dante Sica, economista especializado en la industria automotriz y director de la consultora Abeceb, considera que todo el mercado tendrá un impacto. “Los usados van a subir, ya que la referencia del precio es el nuevo. Además, hay que tener en cuenta que cada vez van a entrar más modelos dentro del impuestazo en la medida en que haya aumento de precios de los autos nuevos“, resumió.

Un director de una automotriz comentó que la política de precios de las empresas está en pleno debate. “Hay autos que hoy por hoy están exhibidos y no tienen precio. No se sabe muy bien dónde posicionarlos”, dijo. Sica, además, considera que otra de las medidas que impulsó el Gobierno, la merma de 20% de las importaciones que les impuso a las automotrices, impactará también en el precio de los usados: “Habrá menos oferta y los usados de pocos años subirán”.

De regreso a los costos, AtlasGroup dice que “se profundiza la variación de precios de la inscripción inicial de los automóviles importados respecto de los nacionales”. La diferencia será de 500 pesos más para los modelos extranjeros en el segmento de 170.000 pesos; $ 950, para los modelos valuados en hasta 350.000, y de $ 1350, para los que tengan un valor de 450.000 pesos en adelante.

El seguro automotor estará afectado por la suba del costo de los modelos. Por caso, una póliza de seguros contra todo riesgo de un auto que tenía un valor de poco más de 170.000 pesos y que ahora está en el rango de 210.000 pesos pasará de 18.000 pesos por año a alrededor de 25.000 pesos.

Del análisis de AtlasGroup surgen otros dos gastos adicionales: por un lado, el Registro de Verificación de Autopartes (RVA), la nueva exigencia municipal para todo el parque automotor porteño, y por el otro, el incremento en eventuales infracciones que los conductores puedan recibir. En ambos casos, el costo desde este año será un 140 por ciento mayor.

Fuente consultada:La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario