Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

El Gobierno propondrá la posibilidad de elegir el momento de jubilarse

El secretario de la Seguridad Social, Juan Carlos Paulucci, dijo: “tiene que haber una edad mínima pero también la posibilidad de seguir trabajando si esa es su voluntad; que el empleador no lo obligue a jubilarse”.

(CABA) “El trabajador tiene que tener la posibilidad de elegir el momento de jubilarse”, afirmó ayer el secretario de la Seguridad Social, Juan Carlos Paulucci. El funcionario encargado de coordinar la reforma del sistema de jubilaciones que está diseñando el Gobierno consideró que “tiene que haber una edad mínima pero también la posibilidad de seguir trabajando si esa es su voluntad; que el empleador no lo obligue a jubilarse”. Las afirmaciones de Paulucci durante un evento en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA comienzan a dar forma a la pretensión oficial de correr los límites vigentes de la edad jubilatoria. Las medidas están en línea con las modificaciones sugeridas por el Fondo Monetario Internacional.

Como precisó el Secretario de Seguridad Social, no se trata de imponer de entrada un incremento en la edad necesaria para comenzar a cobrar un haber. Los cambios pretenden habilitar que los individuos sigan trabajando y aportando más allá de alcanzar los 60 años las mujeres y 65 los hombres, sin que sus empleadores puedan forzarlos al retiro. La medida forma parte de una transformación amplia del régimen previsional, que en el proyecto que elabora el Gobierno pasará a estar sustentado en tres pilares: el primero es la pensión universal por vejez, que se cobra al cumplir los 65 años tanto hombres como mujeres aunque no hayan realizado aportes a la Anses, y que equivale al 80 por ciento de la jubilación mínima (5115 pesos en este momento). El segundo es el actual régimen de reparto, con posibilidad de seguir trabajando voluntariamente pasada la edad mínima de retiro, mientras que el tercero será un régimen complementario al que los trabajadores podrán aportar voluntariamente para mejorar la jubilación futura. En principio, este último pilar estaría administrado por las actuales cajas jubilatorias complementarias (profesionales o por actividad) y sería mediante el sistema de reparto.

La estrategia del Gobierno es ir planteando todos estos temas de a poco, aunque la información básica de la iniciativa ya fue entregada por Paulucci a los integrantes de una amplia comisión de estudio de la reforma previsional que se reúne una vez por mes en el piso 18 del Ministerio de Trabajo. De ese cuerpo participan representantes sindicales, de cámaras empresarias y funcionarios de la AFIP, la Anses y Seguridad Social. Ayer Paulucci disertó en la UBA sobre la sustentabilidad del sistema jubilatorio y la edad del retiro, junto a expertos del Banco Mundial. El funcionario dijo allí que “hoy las mujeres se jubilan a los 63 años en promedio, esto quiere decir que muchas siguen hasta los 65”.

Más allá de los cambios que están siendo diseñados en el Ministerio de Trabajo, la creación de la pensión por vejez representa un aumento de cinco años de la edad a partir de la cual pueden obtener ingresos. Con las moratorias que rigieron durante el kirchnerismo podían jubilarse desde los 60 años. Desde el Instituto de Trabajo y Economía consideran que el incremento en la edad jubilatoria de las mujeres no solo tiene un impacto negativo sino que “desconoce la discriminación de género en el mercado laboral argentino, lo que explica la participación relativamente baja de las mujeres”. Por eso advierten que la puesta en marcha de esa política implicará una menor cobertura de mujeres en el sistema previsional. “Las mujeres en promedio no logran alcanzar los 30 años de aportes al sistema jubilatorio, independientemente de su nivel educativo. Incorporar nuevas restricciones solo agrava este problema y cercena sus derechos sociales”, explican los investigadores del ITE.

“La edad de jubilación la tiene que decidir el Congreso. En mi opinión hay trabajadores que pueden seguir haciéndolo más allá de los 65 años”, había expresado a comienzos de mes el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, al afirmar que “el sistema previsional argentino necesita cambios”. En línea con Paulucci, el funcionario consideró durante una entrevista con La Nación que “el retiro debería ser voluntario para el que quiera seguir trabajando y esté bien físicamente”.

MG

FUENTE CONSULTADA: PÁGINA 12

Comentarios

Ingresa tu comentario