Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Los municipales seguirán cobrando sus sueldos a través del Ciudad

Macri dio marcha atrás con el proceso licitatorio tras el fallo de la jueza porteña Helena Liberatori, opositora al Gobierno porteño. (Ciudad de Buenos Aires) El gobierno porteño decidió suspender la licitación que lanzó semanas atrás para privatizar el pago de los 124 mil sueldos que la comuna deposita, todos los meses, a sus empleados públicos por intermedio del Banco de la Ciudad de Buenos Aires. La decisión fue adoptada...

Macri dio marcha atrás con el proceso licitatorio tras el fallo de la jueza porteña Helena Liberatori, opositora al Gobierno porteño.

20120715-144910.jpg

(Ciudad de Buenos Aires) El gobierno porteño decidió suspender la licitación que lanzó semanas atrás para privatizar el pago de los 124 mil sueldos que la comuna deposita, todos los meses, a sus empleados públicos por intermedio del Banco de la Ciudad de Buenos Aires.

La decisión fue adoptada por el jefe de gobierno Mauricio Macri, junto a su ministro de Modernización Andrés Ibarra, y aunque los voceros del banco dicen que todavía desconocen la nueva orden, lo confirmó la secretaria general de la seccional Buenos Aires de La Asociación Bancaria, Alejandra Stoup, quien afirmó que los delegados bancarios mantuvieron tres reuniones en una semana con el presidente del Ciudad Federico Sturzenegger y con el titular del Ministerio de Hacienda, Néstor Grindetti, según consigno el diario Tiempo Argentino.

Luego de la tercera cita, los representantes sindicales salieron con una respuesta favorable sobre la suspensión de la licitación, medida que fue confirmada desde el gobierno porteño al matutino.

Por otra parte, los funcionarios del PRO habrían confirmado que ya empezaron las negociaciones con el Banco Ciudad sobre el canon del 0,2% que mensualmente paga el Ciudad al Estado porteño en concepto de comisiones por la distribución y pago de los 8424 millones de pesos anuales de salarios.

La decisión de dar marcha trás con la licitación fue definida por funcionarios del Poder Ejecutivo y de la Legislatura porteña, Macri, Ibarra y Grindetti.

La demanda había sido presentada el jueves 5 de julio, y pocas horas después, la titular del 4º Juzgado Contencioso, Administrativo y Tributario advirtió que la licitación violaba la Carta Magna local, porque su artículo 55 le otorga la exclusividad del manejo de los sueldos al único banco estatal porteño, por considerarlo la institución financiera “oficial de la Ciudad, su agente financiero e instrumento de política crediticia, para lo cual tiene plena autonomía de gestión”.

Ese concepto fue reglamentado a través de los artículos 5 y 7 de la ley de Carta Orgánica del banco, que establece que “los fondos de la Ciudad, correspondientes a todos sus Poderes, dependencias y reparticiones autárquicas, deben ser depositados en el Banco”, y que la misma entidad también actúa como “agente pagador de títulos, haberes, deudas con proveedores y demás obligaciones”.

En su análisis, Liberatori destacó que el pliego “pide a los bancos competidores un mínimo de 20 sucursales, cuando el Ciudad tiene 50, y también sostiene que si el Ciudad gana, tiene que garantizar las condiciones más ventajosas del mercado, algo que pone en mejor posición a los bancos que tienen peores condiciones, mientras que el Ciudad, que tiene mayores ventajas, queda obligado a mantener un promedio por encima de todos los bancos privados”.

Comentarios

Ingresa tu comentario