Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

El gobierno porteño se niega a arreglar el puente peatonal de Aeroparque

La muerte de una joven de 21 años, que fue atropellada mientras cruzaba la avenida frente a Aeroparque, volvió a desatar polémica sobre la inseguridad vial en la zona. (CABA) El accidente por el que un taxista atropelló y mató a una joven de 21 años en Aeroparque despertó la polémica por la inseguridad vial en la zona de la Costanera Norte. La avenida está poco iluminada, los vehículos circulan a alta...

La muerte de una joven de 21 años, que fue atropellada mientras cruzaba la avenida frente a Aeroparque, volvió a desatar polémica sobre la inseguridad vial en la zona.

1920126w645

(CABA) El accidente por el que un taxista atropelló y mató a una joven de 21 años en Aeroparque despertó la polémica por la inseguridad vial en la zona de la Costanera Norte. La avenida está poco iluminada, los vehículos circulan a alta velocidad y a eso se le suma el tránsito de camiones.

Este contexto empeora aún más cuando se suman los peatones a la ecuación. Muchas personas avanzan distraídas y otras cruzan la avenida lejos de las sendas peatonales y los semáforos.

En ese tramo de la avenida hay semáforos cada 100 metros y varios cruces peatonales. En el lugar del accidente también hay otro semáforo, por lo que queda determinar si el hecho ocurrió por la imprudencia del chofer del taxi o quienes cruzaban la avenida.

Ante este panorama, llamó la atención el puente peatonal inhabilitado a 200 metros del lugar del accidente.

Fuentes del Ministerio de Espacio Público explicaron que el puente está cerrado hace muchos años y que no planean reacondicionarlo para su funcionamiento. Agregaron que el trabajo sobre la estructura es muy costoso, y no se justifica porque existen otros cruces peatonales.

El accidente que le costó la vida a Michele Tamara Alvarez ocurrió el 16 de julio a las 23.55 cuando la joven cruzaba la avenida con una amigo para ir a Aeroparque, rumbo a Neuquén. En ese momento un taxi la embistió y la arrastró durante 30 metros, y luego huyó abandonando el cuerpo.

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario