Buenos Aires, 25/09/2017, edición Nº 1776

El Gobierno porteño planea construir un mega tunel en Retiro

Con el fin de ordenar el tránsito, el ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad llevará a audiencia pública la propuesta de constuir un túnel que una la calle Ramos Mejía con la Avenida Leandro N. Alem, en el barrio porteño Retiro. En pocas semanas el Gobierno porteño presentará en una audiencia pública el proyecto para reorganizar el tránsito en el núcleo que conforman las terminales de trenes,...

Con el fin de ordenar el tránsito, el ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad llevará a audiencia pública la propuesta de constuir un túnel que una la calle Ramos Mejía con la Avenida Leandro N. Alem, en el barrio porteño Retiro.

20120420-130752.jpg

En pocas semanas el Gobierno porteño presentará en una audiencia pública el proyecto para reorganizar el tránsito en el núcleo que conforman las terminales de trenes, subtes y colectivos en la zona de Retiro.

La idea gira en torno a descomprimir una zona de la Ciudad por la que circulan 700.000 personas por día. Para esto, el proyecto prevé la construcción de carriles bajo nivel exclusivos para colectivos en la calle Ramos Mejía y un túnel para conectarla con la avenida Leandro Alem.

Además se integrarán las plazas Fuerza Aérea, Salvador María del Carril y Canadá. Y harán puentes peatonales que vinculen estos espacios verdes con las estaciones de los trenes Mitre, Belgrano Norte y San Martín, la línea C de subtes y, en un futuro, la E.

Según informó el Ministro de Desarrollo Urbano de la Ciudad, el arquitecto Daniel Chaín, se trata de una obra de infraestructura con un costo de 90 millones de dólares que podría realizarse en un plazo de obra de 30 meses. Por el momento no pudieron precisar cuándo arrancarían los trabajos o cómo se financiarían .

Mucho antes de que se pueda definir una fecha para el comienzo de las obras, hay un paso previo muy importante que es el llamado a una audiencia pública –convocada por la Agencia de Control Ambiental–, que se realizará el 14 de mayo en un colegio de Retiro (para obtener información y participar se puede enviar un mail a audienciaspublicas@buenosaires.gob.ar). Allí el proyecto recibirá críticas, objeciones y propuestas.

En Ramos Mejía, los carriles bajo nivel, pero a cielo abierto , llevan el nombre técnico de trinchera y estarán ubicados junto a la estación de subtes de la línea C. Una vez que los colectivos cruzan Libertador hacia Alem, se transforman en túnel y recién emergen a la superficie a la altura de la calle Rojas. Según detalló Chaín, ese trayecto hoy demanda unos 5,4 minutos. Hecha la obra se reduciría un 42 %, a unos 3,1 minutos.

En rigor se evitan dos semáforos y el congestionamiento de los cruces de Libertador con Ramos Mejía y San Martín . Este túnel-trinchera es el más largo: tiene 437 metros, de los cuales 333 están bajo tierra. La trinchera se vinculará a la superficie con escaleras y ascensores.

También se prevé hacer otro túnel , más corto, para suprimir el giro hacia la izquierda desde Libertador hacia la calle San Martín. Muchos la usan para ir a las terminales de trenes y micros o para continuar hacia Huergo o hacia Puerto Madero. En las horas pico hay mucha concentración de autos y la dársena de giro colapsa . Este giro desaparecería y la conexión se haría por debajo de Libertador .

Este túnel tendría dos carriles y eventualmente podrían circular colectivos. La extensión está proyectada en 283 metros, incluyendo los extremos de las rampas.

Los túneles son las obras más ambiciosas del proyecto. Pero también prevén la relocalización de las terminales informales de colectivos de la avenida Gendarmería Nacional, entre el edificio Centinela y el mercado Coto. Desde allí partirían hacia las dársenas de Ramos Mejía, para evitar la congestión que se registra hoy.

“El concepto es multiplicar el espacio público y generar un mejoramiento de la condición peatonal”, detalló el arquitecto Chaín. Igualmente admitió que quizá la obra concluya aún después de 2015. Como otros centros de trasbordo –Once y Constitución– Retiro sufre las consecuencias del caos que genera la falta de controles y la desorganización del espacio público en general.

Comentarios

Ingresa tu comentario