Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

El Gobierno porteño deberá restaurar los monoblocks de Bajo Flores

La Justicia de la Ciudad ordenó ejecutar obras para la recuperación del complejo habitacional Mariano Castex, donde viven más de 4.000 personas.

(CABA) La Justicia porteña hizo lugar a un amparo presentado por un grupo de habitantes del complejo habitacional Mariano Castex, ubicado en el Bajo Flores, y ordenó el cumplimiento de lo dispuesto en la Ley 3199 que, sancionada en el año 2009, creó el Plan de Recuperación y Puesta en Valor de dicho barrio.

Rejas perimetrales, preservación de los espacios verdes comunes, y recuperación de veredas, son las obras que se tienen que realizar. En la sentencia judicial se ordena gestionar los fondos públicos para la efectiva puesta en valor del Complejo, y establece el plazo de un año para concluir las obras.

El titular del Juzgado N° 15 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, Víctor Trionfetti, concedió el pedido de amparo interpuesto por un grupo de vecinos contra el Gobierno de la Ciudad y el Instituto de la Vivienda (IVC), con el objetivo de lograr la recuperación del complejo habitacional Mariano Castex, ubicado en el Bajo Flores.

En la sentencia el magistrado ordenó al Gobierno de la Ciudad y al IVC “realizar las acciones necesarias para ejecutar las obras expresamente enumeradas en el artículo 2 de la ley 3199” –normativa sancionada en el año 2009 que creó el plan de recuperación y puesta en valor del barrio-, consistentes en la recuperación de los espacios públicos, juegos infantiles, veredas externas e internas, construcción de rampas para personas con movilidad reducida, colocación de cestos, instalación de bancos y refugios peatonales en paradas de colectivos, enrejado perimetral y de cada uno de los edificios del complejo, reparación de calzadas externas e internas y puesta en valor de las fachadas.

El barrio Mariano Castex es un complejo habitacional compuesto por nueve monoblocks bajos y ocho torres residenciales, que fue planificado hacia 1969 por la entonces Comisión Municipal de la Vivienda, con el objetivo de relocalizar a las personas que habían sido expropiadas para que se alargara la Av. 9 de Julio.También fue pensado como solución definitiva ante la demanda habitacional de las clases medias y sectores vulnerables. Actualmente, viven en el complejo alrededor de 4.400 personas.

Mariano Castex2

 

Comentarios

Ingresa tu comentario