Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

El Gobierno gastará millones para no quedarse sin luz en la Rosada

La Casa Rosada no estuvo exenta de los cortes, por lo que para evitar quedarse sin luz en el despacho presidencial se instalará un sistema de baterías que brindaran luz continua y que costará más de cuatro millones de dólares. (CABA) La Casa Rosada ya no sufrirá cortes de luz. Mientras los vecinos padecían reiteradas interrupciones, la Secretaría General de la Presidencia, a cargo de Oscar Parrilli, puso a disposición...

La Casa Rosada no estuvo exenta de los cortes, por lo que para evitar quedarse sin luz en el despacho presidencial se instalará un sistema de baterías que brindaran luz continua y que costará más de cuatro millones de dólares.

casa-rosada

(CABA) La Casa Rosada ya no sufrirá cortes de luz. Mientras los vecinos padecían reiteradas interrupciones, la Secretaría General de la Presidencia, a cargo de Oscar Parrilli, puso a disposición casi cuatro millones de pesos para instalar un sistema de baterías que actúen de inmediato, ante un eventual corte de Edesur. Un sistema de emergencia que suelen utilizar quirófanos y torres de control de los aeropuertos.

El proyecto incluye tres contrataciones que ejecutará Presidencia en los próximos meses para evitar que la Casa Rosada quede a oscuras. Los llamados a licitación se concretaron el 23 de diciembre de 2013. Diez días antes, la sede gubernamental se había quedado sin luz durante diez minutos.

El Gobierno decidió contratar un sistema de energía ininterrumpida de “confiabilidad eléctrica”. El equipo, que fue calificado por los especialistas como una “importante inversión”, se instalará en el subsuelo de Balcarce 50.

La convocatoria a las empresas se realizó en medio de la ola de calor y de los múltiples cortes de luz, que desataron la bronca de miles de vecinos que protestaron en las calles de la ciudad. Lejos de las altas temperaturas, Cristina Kirchner descansaba en El Calafate.

El Gobierno solicitó un “montaje electromecánico de un sistema de energía ininterrumpida UPS 2X300 KVA” en la licitación 40/2013, con un presupuesto de $3,6 millones. “Pone en marcha un sistema de emergencia que mantiene el fluido eléctrico y evita que haya corte alguno, por más mínimo que sea el tiempo que demore en activarse el grupo electrógeno”, explicó un experto consultado por este medio. “Es un equipamiento de gran magnitud”, coincidieron los especialistas.

“Se trata de un sistema de baterías que se utilizan en las actividades en donde es imprescindible la energía constante, como un quirófano o una torre de control de un aeropuerto”, dijo otro técnico.

“Por la potencia y las características, aparenta ser una instalación de gran magnitud, de las más importantes del mercado”, observó, en base a los pliegos de la contratación. “No existe fabricante de este tipo de equipos en el país, seguramente será importado”, arriesgó.

También en diciembre, la Secretaría de Presidencia ofreció, mediante la Licitación N° 53/2013, otros $247.000 para adecuar el subsuelo, la zona donde será instalado el nuevo sistema de emergencias eléctrico. Son “trabajos de demolición y remodelación para la nueva sala de banco de baterías y UPS”. La obra implica la demolición de suelos y cielorrasos y la colocación de un piso técnico especial en la sala de los equipos, además de pintura y carpintería.

El Gobierno aclaró en el pliego que “la firma contratista deberá tomar los recaudos necesarios a fin de evitar que se produzcan deterioros” en la Casa Rosada, un edificio de valor histórico.

En la tercera licitación, la Secretaría de Presidencia requirió la contratación de una empresa para que instale los nuevos tableros eléctricos en Balcarce 50, aunque no publicó el presupuesto disponible.

Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario