Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

El Gobierno destinará más subsidios al transporte para que no aumenten los boletos

Si bien los pasajes no aumentarán a corto plazo, luego de las elecciones se viene la suba de las tarifas.

(CABA) Pese a que los funcionarios del Gobierno hablan de achicar el déficit fiscal reduciendo el gasto público, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, admitió que este año aumentará los subsidios a los colectivos, subtes y trenes, sobre todo, en las provincias.

Esto permitirá que los boletos no aumenten en el corto plazo. Sin embargo, advirtió que las subas llegarán inevitablemente en el mediano plazo después de las elecciones.

Las declaraciones del ministro en la presentación de un nuevo centro de control de tráfico de trenes de carga, llegan un día después de que el presidente Mauricio Macri reclamara a su equipo un recorte de gastos para cerrar el desequilibrio entre gastos e ingresos -actualmente financiado con deuda-.

En el primer cuatrimestre, según la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), las transferencias al sector del transporte totalizaron $21.000 millones, con un alza interanual del 12 por ciento.

Se destacan en este caso las asignaciones para el transporte automotor ($12.450 millones), seguidas por las destinadas al transporte ferroviario ($7.350 millones ) y, por último, las del transporte aerocomercial ($1.000 millones).

La suba de subsidios irá a sostener las alzas en los costos del sistema, sobre todo en salarios.

“Se cerraron unas paritarias muy buenas que le van a ganar a la inflación de los próximos doce meses y vamos a aumentar los subsidios”, admitió Dietrich en una ronda con periodistas. “¿Cuánto van a subir los subsidios?”, se le repreguntó. El ministro se excusó, dijo que no tenía los números encima y partió del acto en el que estaba participando en el edificio del Belgrano Cargas en Pacífico.

La semana pasada, la Unión Tranviarios Automotor (UTA), el gremio que agrupa a los choferes de colectivos, cerró una paritaria del 21% en tres cuotas y con cláusula gatillo. El aumento será de manera no remunerativa y en forma escalonada (8%, 7% y 6%). Con esa suba, el sueldo básico de un chofer de corta distancia pasará de los actuales 21.000 pesos a 25.410 pesos.

Los cuatro gremios ferroviarios firmaron a fin de año un acta en conjunto para un adelanto a cuenta del primer trimestre (por el 10% del básico) y lo mismo hasta junio (por el 15%). “Ahora nos sentaremos a negociar a mediados de este mes sobre el porcentaje definitivo del primer trimestre”, estimó Sergio Sasia, secretario general de la Unión Ferroviaria (UF).

En la cartera de Transporte estimaron que la mayoría de estas transferencias irán a las provincias, discriminadas en los últimos años frente al congelamiento de tarifas y a los montos transferidos en subsidios.

Y reafirmaron que las tarifas de los colectivos y los trenes “no aumentarán en los próximos meses”, aunque no descartaron un retoque en los últimos meses de 2017 o principios del año próximo.

MG

Comentarios

Ingresa tu comentario