Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

El gobierno de Vidal traspasaría la policial local a las comunas

El plan prevé el traspaso de las policías locales a los municipios y la reestructuración de áreas como jefaturas y superintendencias de policías

(PBA) El gobierno de María Eugenia Vidal prepara en forma silenciosa una profunda reforma en el área de Seguridad bonaerense. El plan prevé el traspaso de las policías locales a los municipios y la reestructuración de áreas como jefaturas y superintendencias de policías. Además, incluye, la creación de una agencia provincial de lucha contra el narcotráfico y delitos complejos, la autonomía de la Dirección de Asuntos Internos y una mega inversión en tecnología y equipos de comunicación.

La reforma en su primer tramo se apoya en la ley de emergencia en seguridad sancionada el mes pasado en la Legislatura bonaerense. Pero también prevé la aprobación de una nueva norma que permita girar los fondos para que los 20.000 efectivos de la policía local pasen a depender de los municipios.

El tema no es menor, pues es uno de los puntos fuertes que la gobernadora María Eugenia Vidal pretende incluir en el discurso inaugural de la asamblea legislativa que brindará dentro de 10 días en la Cámara de Diputados bonaerense.

El senador del Frente Renovador, Jorge D´Onofrio, que participó del encuentro con Ritondo el lunes pasado, contó que la reforma pretende hacer más operativa a la fuerza. “Creo que por eso el ministro tiene pensado traspasara a la policía local a los municipiosLa idea es retomar un poco al proyecto de ley que tenía el líder del Frente Renovador Sergio Massa de las policías municipales. Es decir que sean los intendentes los tengan más protagonismo en los planes de seguridad y en lucha contra el delito en cada distrito”.

Además, de unificación de áreas de Seguridad, Ritondo tiene planeado darle mayor importancia al área de asuntos internos: impulsa la realización de auditorías civiles sobre todos los policías y la publicación de declaraciones juradas de los jefes de la fuerza.

Para el gobierno de Vidal este último punto es muy importante porque no son pocos los ex jefes de la policía bonaerense que están sospechados desde hace mucho tiempo por actos de corrupción para su enriquecimiento personal a gran escala.

El segundo eje en el que trabajan los técnicos del Ministerio de Seguridad es en mejorar la formación y capacitación de los futuros agentes.

“Es que la escasa instrucción que durante tres meses recibieron los egresados de la policía local dejo expuesta la falencias actuales que tiene la formación profesional de los nuevos policías”, dijo una fuente oficial.

El tercero y cuarto punto de la reforma en seguridad no dicta mucho de los cambios que siempre suelen anunciar cada ministro que asume en su puesto y que con el correr del tiempo quedan en el olvido. Se trata de inversión en equipamiento de comunicación y tecnología y en el cambio cultura de la policía para estar más “cerca de la gente”. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario