Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

El Gobierno de la Ciudad ya firmó la preadjudicación de las “aulas container”

De las 41 “aulas containers” 39 irán a parar a los barrios más desfavorecidos del sur de la Ciudad. Tanto UTE, como legisladores de la oposición y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, afirman que esta medida es discriminatoria. (CABA) El gobierno porteño publicó ayer la preadjudicación de la compra e instalación de 41 aulas móviles (también llamadas aulas container) con el objetivo de “incrementar las aulas existentes a...

De las 41 “aulas containers” 39 irán a parar a los barrios más desfavorecidos del sur de la Ciudad. Tanto UTE, como legisladores de la oposición y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, afirman que esta medida es discriminatoria.

aulascontainer

(CABA) El gobierno porteño publicó ayer la preadjudicación de la compra e instalación de 41 aulas móviles (también llamadas aulas container) con el objetivo de “incrementar las aulas existentes a efectos de cubrir las vacantes generadas para el inicio del ciclo lectivo 2014”. La gran mayoría estarán instaladas en barrios desfavorecidos del sur de la ciudad. Según el gremio UTE, legisladores de la oposición y la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, esta medida intenta emparchar el faltante de vacantes que desnudó el sistema de inscripción online, más allá de la crónica falta de inversión en infraestructura. Además, señalaron que la instalación de este equipamiento es “discriminatoria hacia la escuela pública”, a la que se muestra como “precaria” frente a una “escuela privada de calidad”.

Según se publicó en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires, las empresas beneficiadas son Ruca-Panel S.R.L., que proveerá 25 “construcciones varias prefabricadas removibles”, mientras que Las Cortes S.R.L. lo hará con 16 equipos. Los módulos consisten en su gran mayoría en “aulas modulares”, acompañadas de “núcleos sanitarios”, “cocina y comedor” y unas denominadas “áreas de gobierno”.

De los 25 equipamientos que proveería Ruca Panel S.R.L., 12 irían al playón de Piedra Buena, ubicado en Zuviría y Piedra Buena, en Mataderos; cuatro equipamientos se emplazarán en inmediaciones de Casa Amarilla, en el predio de la Escuela Infantil Nº 7; y nueve unidades en las calles Chilavert y Varela, donde ya funciona un jardín de infantes, frente a la cancha de San Lorenzo, en el Bajo Flores.

La legisladora Claudia Neira (Frente para la Victoria) cuestionó los antecedentes de la empresa. “Como puede observarse en un video publicado en YouTube, uno de sus gerentes se vanagloria del trabajo realizado para la minera Vale, en la localidad de Malargüe (que abandonó el país abruptamente), en donde declara haber realizado tareas de Responsabilidad Social Empresaria montando aulas modulares de 120 metros cuadrados. Sin embargo, afirma que `cuando se termina el proyecto, levantamos la escuela y nos vamos. Las escuela es nuestra. La pondremos en otro lado`”.

Por otro lado, la empresa Las Cortes S.R.L. instalaría ocho unidades en Avenida Coronel Roca 5300 (en inmediaciones de la puerta 9 del Parque Almirante Brown), cuatro en un terreno sito en Bermejo 6672, en la Villa INTA, y dos a designar para las llamadas “áreas de gobierno”.

También se instalará un aula modular en Avenida del Libertador 4953, en inmediaciones del jardín infantes común 2, y otro en Pico 2689, en el predio del jardín Nº 5.

Al respecto, el titular del Area Derecho a la Educación de la Defensoría del Pueblo porteña, Gustavo Lesbegueris, afirmó que la instalación de la mayoría de estos equipamientos en el sur de la ciudad de Buenos Aires revela “un desesperado intento de subsanar por esta vía algunas de las graves falencias evidenciadas en el sistema de inscripción de alumnos vía Internet”. Pero, a diferencia de lo ocurrido con las aulas container en los años 2000 y 2005, “esta vez las aulas se compran en lugar de alquilarse, por lo que pareciera que la precariedad se instala para quedarse”, opinó.

Por su parte, el secretario de la Unión de los Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, afirmó que estudiarán el inicio de acciones legales por la instalación de estas aulas. “Vamos a analizar si nos presentamos ante la Justicia. Por ahora, el rechazo es pedagógico-educativo. Con esto están diciendo que la educación pública es precaria y la privada es de calidad, porque poner estos containers en una escuela privada con subsidio estatal sería impensable. Impugnamos la idea de la educación como una mercancía.

Por más que se enseñe bien, si el edificio es precario, se trata de instalar que la escuela pública es precaria. Es como si a la hora de ir a votar te pusieran un boleta más berreta si sos pobre. Te están diciendo ‘si querés una escuela buena, pagala’. Además, no creemos que sean provisorias. En Villa Soldati, en la Escuela Nº 23 del distrito 19, hay tres aulas de este estilo que están desde hace cuatro años. Y son caras, cuestan lo mismo que las que se construyen, pero éstas están enseguida”, agregó.

La legisladora Gabriela Alegre, titular del bloque del Frente para la Victoria, cuestionó la forma en que el gobierno porteño aborda la problemática de la falta de vacantes, entre otras. “Cada vez que hay un problema, el gobierno porteño le encuentra una salida otorgándoles beneficios a sectores privados con los que tienen una relación social y económica. No atienden de manera digna las necesidades, sino que empiezan por el beneficio. Lo mismo pasó con la inscripción online, que fue manejada por consultoras con las que armaron sociedades. Terminan definiendo todo lo que hacen por lo que pueden obtener a su favor”.

Fuente consultada: Página/12

Comentarios

Ingresa tu comentario