Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

El Gobierno de la Ciudad le vendió a Boca los terrenos de Casa Amarilla

Ocupan un total de tres hectáreas entre las calles Blanes, Espinosa, Palos y Almirante Brown y que están valuados en 180 millones de pesos

(CABA) Pese a la oposición de hinchas y vecinos el club fue el único oferente en la “Licitación con iniciativa privada para el desarrollo y mejoramiento urbano de Casa Amarilla”, cuyos sobres se abrieron el martes en las oficinas de la Corporación Buenos Aires Sur. Este es el primer paso para el objetivo que tiene el presidente del club, Daniel Angelici, de construir una nueva Bombonera en ese predio. El proyecto necesita la autorización de la Legislatura porteña, por lo que Angelici ya comenzó a buscar los votos con la ayuda del histórico operador radical, Enrique Coti Nosiglia, que tiene llegada al club y a la bancada radical.

Sin embargo, esta cruzada -que significaría una inversión de 400 millones de dólares- no fue bien recibida por varias agrupaciones de club ni por los vecinos de la zona. Estos últimos, de hecho, se movilizaron en varias oportunidades para frenar la licitación, incluso el martes pasado durante la apertura de sobres en Villa Soldati. Aseguran que el presidente del club quiere construir un estadio que contaría con 80 mil butacas, shopping y restaurantes, en lugar de un complejo de viviendas sociales como se había estipulado desde un primer momento.

“Presentamos una acción de amparo pidiendo la declaración de nulidad e ilegalidad de la resolución que inicia esta licitación pública…”, aseguró el representante legal de los vecinos, Jonatan Baldiviezo. En tanto, Natalia Quinto, integrante de la organización “La Boca resiste y propone”, explicó que el Instituto de la Vivienda (IVC) transfirió las tierras “sin paso previo por la Legislatura” a la Corporación Buenos Aires Sur, la cual recibió el proyecto de la dirigencia de Boca.

En la actualidad, el complejo abarca aproximadamente cuatro manzanas, ocupadas por canchas de fútbol que se usan los fines de semana y donde ensayan una murga y un grupo de candombe del barrio. A propósito, los vecinos destacan que está en malas condiciones y que necesita mantenimiento.

Los hinchas también levantaron su voz contra el futuro nuevo estadio. Si bien Angelici había asegurado que consultó con las organizaciones opositoras para llevar a cabo este proyecto, la agrupación “Juntos por Boca” (que cuenta con Mario Pergolini) desmintió que se hubieran comunicado con ellos. “Nuestra cancha es parte indivisible de nuestra identidad. Boca es La Bombonera y La Bombonera es Boca (…) Por esta razón es que la lucha que desde años viene unificando a tantos movimientos, socios e hinchas está bajo una misma premisa: de la Bombonera no nos vamos”, explicó el comunicado que emitió ese sector.

Consultado por este diario, Federico Aboy, socio activo de la institución, planteó su deseo de conservar el emblemático estadio. “Preferiría que se realice una remodelación del estadio actual, por todo lo que significa para el club y el hincha. Cualquier turista que llega a la Argentina quiere conocer el estadio y numerosas encuestas lo dan como uno de los lugares que hay que visitar antes de morirse. Sí estoy de acuerdo con que es necesaria una ampliación y agotaría todas las opciones para poder hacerla”. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario