Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 1801

El Gobierno de la Ciudad cerrará el Zoo porteño

El bienestar de los animales, la principal preocupación.

(CABA) El reclamo que hace años tienen los movimientos en favor de los derechos de los animales se convirtió en realidad: el Gobierno de la Ciudad cerrará el Zoo porteño.
Según confirmarón desde el Gobierno porteño, el predio, ubicado en Avenida Sarmiento y Las Heras, comenzará con su proceso de cierre desde febrero. Sin embargo, el trabajo sobre el zoológico tendrá tiempos especiales, ya que no se pueden trasladar a los animales sin que previamente se adapten a un nuevo hábitat.

Los animales son la gran preocupación del Gobierno porteño. Además de querer garantizar su bienestar, la gran cantidad de especies hace complejo el trabajo de cierre. Según información del propio zoológico, allí conviven 2500 ejemplares de 350 especies, en un predio de 18 hectáreas. Además, el zoológico cuenta con 52 edificios –algunos de 1875- que derivaron en que fuera declarado como Monumento Histórico Nacional. Esto impide que el parque sufra modificaciones profundas en su infraestructura.

Mientras tanto, la situación que vive el zoológico es preocupante. En octubre, los trabajadores le reclamaron a la empresa Jardín Zoológico S.A., que tiene la concesión del parque desde 1991, por el estado de salud de los animales, ya que denunciaron que existen muertes prevenibles y sufrimiento de las especies. Este año, dos lobos marinos, de 10 y 15 años, murieron. Según las denuncias de la ONG Sin Zoo, la muerte de uno de ello se debió al estrés (hizo 15 shows en un día) y otro por la ingesta de alimento dado por la gente. Sin embargo, desde el Zoo habían desmentido esta versión. No fue la única del año: también se denunció la muerte de una jirafa recién nacida.

La concesión, mientras tanto, está en manos de Jardín Zoológico S.A. hasta 2017 y, mensualmente, le otorga al Gobierno porteño un canon de $ 1.010.000 por la explotación.

Unas 220 personas trabajan en el zoológico. Si bien 150 están en contacto con los animales, sólo 30 son cuidadores, motivo que, según los trabajadores, complica la situación del parque.

En octubre de este año, los legisladores porteños Adrián Camps, Pablo Bergel, Gustavo Vera, Marcelo Ramal, Paula Penacca, Gabriel Fuks y José Cruz Campagnoli hicieron una presentación ante el Poder Ejecutivo porteño para intervenir el Zoológico de Buenos Aires, y así “preservar la seguridad laboral de los empleados, el patrimonio arquitectónico, el arbolado, los animales, el conjunto edilicio paisajístico-ambiental y artístico-ornamental”.

JB:

Comentarios

Ingresa tu comentario