Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

El Gobierno busca mejorar la telefonía celular

El Gobierno busca mejorar la calidad de servicio de telefonía móvil y se desarrollen tecnología como la conexión 4G, que garantizan mucha velocidad en la transmisión de datos desde el celular. (CABA) El Gobierno anunciará hoy la licitación de frecuencias para servicios de telefonía móvil de cuarta generación (4G). Se ofertarán porciones de la banda que va de 698 a 806 megahertz (MHz) y de las de 1710-1755 MHz y...

El Gobierno busca mejorar la calidad de servicio de telefonía móvil y se desarrollen tecnología como la conexión 4G, que garantizan mucha velocidad en la transmisión de datos desde el celular.

internet-celular

(CABA) El Gobierno anunciará hoy la licitación de frecuencias para servicios de telefonía móvil de cuarta generación (4G). Se ofertarán porciones de la banda que va de 698 a 806 megahertz (MHz) y de las de 1710-1755 MHz y 2110-2155 MHz. Este espectro es muy codiciado por las telefónicas ya que les permitirá garantizar mayor velocidad en la transmisión de datos desde el celular. A su vez, descongestionará el acceso a las redes 2G y 3G, mejorando el servicio en su conjunto. También se ofertarían los 37,5 Mhz que liberó Telefónica en el Area Metropolitana de Buenos Aires luego de fusionar las firmas Unifon y Movicom, dando lugar al surgimiento de Movistar. Al Estado la medida le permitirá recaudar fondos.

El anuncio lo iban a realizar ayer a las 17 horas el ministro de Planificación, Julio De Vido, y su par de Economía, Axel Kicillof, pero cuando la sala del microcine del Ministerio de Economía ya estaba colmada se comunicó la suspensión del acto. El primer indicio de que algo no andaba bien lo dio una empleada de ceremonial del ministerio cuando ingresó en la sala y les pidió a los empresarios y sindicalistas del sector que estaban sentados en segunda fila que la acompañaran. Los ejecutivos Sebastián Kaplan (Claro), José Luis Rodríguez Zarco (Telefónica), Alejandro Quiroga López (Telecom) y representantes del sindicato Foetra salieron detrás de ella. A los cinco minutos los técnicos que estaban preparando los televisores para la presentación comenzaron a desmontar todo y se confirmó la suspensión. Oficialmente se informó que De Vido y Kicillof estaban demorados con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la Casa Rosada, participando de una serie de actividades desarrolladas con motivo de la visita de la presidenta chilena Michelle Bachelet. El anuncio se pasó para hoy a la mañana.

En mayo de 2011 ya se había llamado a licitación para adjudicar frecuencias destinadas a servicios móviles de 3G, pero en septiembre de 2012 el Gobierno anuló aquella compulsa e informó que pasaría a administrarlas a través de la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat). Entonces se dejó abierta la posibilidad de que el Gobierno se asocie con pymes, grandes prestadores o incluso de que brinde el servicio telefónico de manera directa.

En diciembre de 2012 se publicó el decreto 2426, que modificó el Reglamento sobre Administración, Control y Gestión del Espectro Radioeléctrico. Uno de los puntos clave fue la inclusión en el artículo 8 del Reglamento de un párrafo donde se explicitó que la Autoridad de Aplicación podrá asignar en forma directa frecuencias a entidades estatales o con mayoría estatal, lo que le abrió las puertas a Arsat para quedarse formalmente con parte del espectro. Todavía no se le asignó ninguna porción, pero ese punto podría formar parte del anuncio de hoy.

Otro aspecto clave fue la decisión de instruir a la Secretaría de Comunicaciones para instrumentar las medidas para atribuir exclusivamente a los servicios de telecomunicaciones móviles las bandas comprendidas entre 1710-1755 MHz, 2110-2155 MHz y 698-806 MHz, donde se pueden brindar servicios LTE, que se publicitan como 4G. La banda de 698-806 Mhz estaba asignada originariamente para servicios de radiodifusión. De hecho, los canales UHF de Televisión Digital Terrestre (TDT) que van del 52 al 69 utilizan esa porción del espectro, pero a la TDT le quedarán ahora sólo los canales del 21 al 52. El resto pasará a ser aprovechado por las telefónicas a instancia de la recomendación que formuló la Unión Internacional de Telecomunicaciones en 2007.

Fuente consultada: Página 12

Comentarios

Ingresa tu comentario