Buenos Aires, 26/09/2017, edición Nº 1777

El Gobierno anunció créditos hipotecarios a 30 años

El Presidente Mauricio Macri aclaró que las cuotas se ajustarán en los bancos públicos a través de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA).

(CABA) Los créditos destinados a la adquisición de vivienda que anunció oficialmente hoy el presidente Mauricio Macri podrán ser cancelados en un plazo de hasta 30 años en cuotas que se ajustarán a través de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), que evoluciona en función del Índice de Precios al Consumidor.

Los bancos públicos financiarán entre el 75 y 85 por ciento del valor de inmuebles, hasta 3.100.000 pesos en el caso de Banco Nación. En la línea que ofrece el Banco Ciudad el valor de las viviendas no tendrá tope y se prestará hasta 2.000.000 de pesos para adquisición de viviendas nuevas o usadas, en tanto que el Banco Provincia lo hará hasta la suma de 2.700.000.

Podrán obtener un crédito por 1.000.000 de pesos grupos familiares con ingresos de entre 18.500 a 24.000 pesos, en función de una relación cuota-ingreso que oscilará entre el 25 y 30 por ciento. La extensión de los plazos de pago permitirá que muchos sectores puedan acceder a la obtención de los créditos.

El Banco Nación aplicará una tasa de interés del 3,5 por ciento para sus clientes y del 4,5 para los que no. La cuota mensual oscilará entre 4.600 y 5.000 pesos por cada millón otorgado. En el caso del Banco Provincia, la cuota por cada millón estará cerca de los 6000 pesos para quienes cobran haberes en la institución, con una tasa del 5,9 por ciento, y del 7,5 por ciento para quienes no lo hacen. En el Banco Ciudad, con una tasa del 5,9 por ciento, los beneficiarios abonarán una cuota de aproximadamente 5.993 pesos y no hace diferenciación si los solicitantes perciben o no sus haberes en la entidad. Los créditos seguirán siendo en Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), lo que permite una cuota inicial baja similar a un alquiler.

Desde el lanzamiento de la UVA, en abril del año pasado, se han dado créditos por más de 3500 millones de pesos, un equivalente a casi el 50 por ciento del stock total de préstamos hipotecarios. Para 2017 se esperaban solicitudes por 10.000 millones de pesos en total, pero el compromiso de los bancos públicos proyecta cuadruplicar la demanda para los próximos meses.

Desde hace décadas, el déficit habitacional ha sido una de las principales problemáticas del país que se calcula en 3.800.000 hogares. Se estima que para acompañar el crecimiento de la población hacen falta por año 160.000 nuevas viviendas.

MG

FUENTE: ÁMBITO FINANCIERO

Comentarios

Ingresa tu comentario