Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

El futuro manejo del subte desató una dura interna en el PRO

El anuncio de Macri definió ganadores y perdedores dentro del gobierno. Cómo impactarán en el Gobierno porteño las transferencias de subte y premetro. Ciudad de Buenos AIres) Puertas adentro del PRO, el anuncio de Macri sobre el subte significó un llamado de la selva para todos los ministros y legisladores que se pasaron once meses debatiendo si la comuna debía hacerse cargo, o no, del servicio de tren subterráneo más...

El anuncio de Macri definió ganadores y perdedores dentro del gobierno. Cómo impactarán en el Gobierno porteño las transferencias de subte y premetro.

chain-piccardo-ocampo-parabuenosaires

Ciudad de Buenos AIres) Puertas adentro del PRO, el anuncio de Macri sobre el subte significó un llamado de la selva para todos los ministros y legisladores que se pasaron once meses debatiendo si la comuna debía hacerse cargo, o no, del servicio de tren subterráneo más antiguo del continente. Esas dudas fueron finalmente zanjadas esta semana por el alcalde, que se dejó rodear por muy pocos funcionarios para dar luz verde a la medida más esperada de su quinto año de gestión. Sin embargo, la decisión final dejó una lista de ganadores y perdedores que ahora buscarán reposicionarse para no quedar afuera de una operación que será crucial para el futuro del macrismo.
Los primeros protagonistas del duelo sordo, que se vivió dentro del macrismo durante este año, son el ministro de Desarrollo Urbano Daniel Chain y su subalterno, el presidente de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) Juan Pablo Piccardo. El primero, reconocido amigo y socio del procesado ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, tuvo a su cargo el primer intercambio con la Casa Rosada a partir de enero, pero su papel cayó en un saco roto cuando Macri decidió suspender la negociación en marzo.
Desde entonces, con la transferencia sin rumbo cierto, comenzó a crecer la influencia de Piccardo, que desde la vieja empresa estatal porteña, controla todos los bienes de la red, además de la operación de la Línea H, que no tiene nada que ver con la concesión en manos de Metrovías, sino con su extensión, realizada a través de jugosas licitaciones adjudicadas a la Organización Techint de Paolo Rocca.
A pesar de los intentos de Chain por desplazar a Piccardo, el primer ministro de Ambiente y Espacio Público que designó Macri en 2007 tendrá a su cargo la operación del subte, si no es removido antes de fin de año. Hasta ahora, según confiaron dentro de Bolívar 1, los dos enemigos íntimos deberán trabajar en conjunto por orden de Macri, mientras Piccardo disfruta cómo cae en el olvido el procesamiento que tiene en su contra, acusado, junto al líder del PRO, como uno de los principales creadores de la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), el organismo estatal dedicado a perseguir, hostigar, golpear y desalojar a personas en situación de calle.
Otro ganador de la interna es el subsecretario de Transporte Guillermo Dietrich, que el año pasado salió de la órbita de Chain, para quedar bajo el mando del jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta. El premier de Macri quería ascender a “Guillo” como ministro de Tránsito y Transporte, pero no tuvo éxito, por los denodados esfuerzos de Chain. Ese derrotero podría ser revertido el año que viene, ya que ahora, según repiten en el macrismo, no existen razones para no llevar los temas de movilidad urbana a rango ministerial, “aunque a Chain no le guste”.
Pero la interna por el subte, también cruzó a la Legislatura porteña y reveló que el edil Martín Ocampo juega un papel mucho más importante que el que tuvo hasta ahora. El hombre, reconocido administrativista, preside la Comisión de Justicia y tiene a su cargo el diseño de la ley que formalizará el traspaso.
Radical de origen, es la mano derecha para asuntos judiciales del empresario de los juegos de azar y presidente de Boca, Daniel “Tano” Angelici, cuyo papel en el entorno del alcalde, no ha dejado de crecer y ahora emparda en influencia, al broker inmobiliario Nicolás Caputo.
“Nicky” no sólo es amigo personal del alcalde y su hombre de confianza, sino uno de los principales impulsores del acercamiento con la Casa Rosada, que ya cosechó once leyes acordadas entre el PRO y el Frente para la Victoria. En esa troika también jugó el vicepresidente de la Legislatura Cristian Ritondo, que bramó de furia cuando supo que Ocampo no le había mencionado nada sobre el subte. Su futuro destino por ahora es un enigma, aunque tendrá a su cargo, junto al titular del bloque Fernando De Andreis, conseguir la sanción del texto que Ocampo aún no ha terminado. (Tiempo Argentino)

 

Comentarios

Ingresa tu comentario