Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

El engaño detrás de los descuentos para la nueva tarifa de Subte

Tras el anuncio de aumento, el Gobierno de la Ciudad había anunciado un sistema de descuento progresivo para aquellos que más viajaran en subte. Insólito pero real, el descuento máximo por el uso frecuente solo podrá utilizarse durante tres meses al año. (CABA) A pesar de la promesa del Gobierno porteño, cuando en marzo la tarifa del subte aumente de $ 3,50 a $ 4,50 muy pocos trabajadores y estudiantes...

Tras el anuncio de aumento, el Gobierno de la Ciudad había anunciado un sistema de descuento progresivo para aquellos que más viajaran en subte. Insólito pero real, el descuento máximo por el uso frecuente solo podrá utilizarse durante tres meses al año.

sube subte aumento mentira

(CABA) A pesar de la promesa del Gobierno porteño, cuando en marzo la tarifa del subte aumente de $ 3,50 a $ 4,50 muy pocos trabajadores y estudiantes podrán aprovechar al máximo el descuento anunciado para ellos.

El motivo es que la tarifa promedio de $ 3,83 regirá sólo para quienes realicen 44 viajes por mes. Pero apenas tres meses de este año contarán con los 22 días hábiles necesarios para llegar a esa cantidad. El resto tendrá entre 18 y 21 días laborables, por lo que durante esos meses la suba para quienes hacen dos viajes por día será de entre el 12,57% y el 15,14%, en vez del 9,29% prometido.

El Ejecutivo implementará una tarifa escalonada, con descuentos para viajeros frecuentes del 20%, 30% y 40%.

Para los que paguen en efectivo, el Subtepass costará $ 5, es decir un 43% más caro que ahora. Con la tarjeta Sube o la Monedero, la tarifa será de $ 4,50, pero con la particularidad de que se irá reduciendo cuanto más viajes se realicen. Así, por los primeros veinte se debitarán de la tarjeta $ 4,50, por los diez siguientes $ 3,60, por los otros diez $ 3,15 y por los demás, $ 2,70.

La empresa Subterráneos de Buenos Aires anunció el aumento el 3 de enero, con un comunicado en el que subrayó que, siguiendo este esquema, por 44 viajes se pagaría una tarifa promedio de $ 3,83 cada uno. “Para este ejemplo de dos viajes diarios durante el mes, el presupuesto mensual que destina el trabajador o estudiante para viajar en subte aumentará de los actuales $ 154 a $ 168,30 por mes”, precisó. El propio presidente de Sbase, Juan Pablo Piccardo, explicó que “los que más viajan son los trabajadores y estudiantes y por eso quisimos beneficiarlos. Para ellos la suba será del 9,29%”.

En su cálculo, el Ejecutivo utilizó un mes con 22 días hábiles. Pero por los feriados, este año sólo los meses de julio, septiembre y octubre tendrán los 22 días hábiles necesarios para llegar a los 44 viajes y aprovechar la tarifa de $ 3,83.

De hecho, el aumento debutará en marzo, un mes con apenas 18 días hábiles porque hay tres feriados. El 3 y el 4 son los de carnaval y el 24 es el Día Nacional por la Memoria, la Verdad y la Justicia. Aquellos que usen el subte dos veces por día durante ese mes, realizarán un total de 36 viajes y pagarán una tarifa promedio de $ 4,025, un 15,14% más alta que la actual.

Mientras, abril y noviembre tendrán 19 días hábiles. En esos meses, por 38 viajes habrá que pagar $ 151,20, a razón de $ 3,98 cada uno. Y mayo, junio, agosto y diciembre contarán con 20 días hábiles, por lo que los que viajen en subte 40 veces afrontarán una tarifa promedio de $ 3,94, lo que representa una suba del 12,57%. Enero y febrero de 2015 tendrán 21 y 18 días hábiles, respectivamente.

La audiencia pública en la que se debatirá el aumento del subte se realizará este viernes.

Pero como es apenas un paso administrativo no vinculante, la Ciudad igual tendrá vía libre para la suba. A menos que, como ocurrió hace un año, la Justicia frene la medida. En marzo de 2013, el diputado porteño Alejandro Bodart (MST-Nueva Izquierda) interpuso un recurso de amparo y un juez dictó una medida cautelar que impidió el aumento a $ 3,50. La suba recién fue habilitada en noviembre pasado, bajo la condición de que el Gobierno implemente un abono social.

Todavía no está el fallo sobre la cuestión de fondo de aquel aumento –afirma Bodart–. Y por este nuevo también voy a hacer una presentación judicial después de que se haga la audiencia pública. Es un ajustazo, un golpe grande al bolsillo de la gente. Sobre todo, porque muchos no toman sólo el subte sino que tienen que combinar con un colectivo en una Ciudad en la que no existe el boleto combinado y donde se viaja muy mal”.

El Gobierno porteño argumenta que el incremento es necesario para recomponer el efecto de la inflación en los costos operativos del subte. Esta va a ser la tercera vez que lo aumenta. En 2012, cuando la Nación anunció que le traspasaría el servicio, subió de $ 1,10 a $ 2,50. En marzo de 2013 dispuso otra suba a $ 3,50, aunque recién se implementó en noviembre. Y desde marzo, cuando el pasaje se vaya a $ 4,50, la tarifa habrá sumado un incremento acumulado en dos años del 309%.

Comentarios

Ingresa tu comentario