El emblemático boliche Ku de Pinamar no abrirá esta temporada

El emblemático boliche Ku de Pinamar no abrirá esta temporada

(PBA) Tal vez entre todos los boliches que abran en Pinamar este verano no logren sumar la cantidad de gente que en una sola noche metía el complejo Ku/El Alma, la emblemática discoteca que durante décadas marco el pulso y la tendencia de la noche en la Costa. Después de la tragedia de Time Warp, en la que murieron cinco jóvenes en una descontrolada fiesta electrónica, el grupo societario que maneja la discoteca resolvió no abrir la próxima temporada.

Hay polémica, no tanto por el cierre, sino por la búsqueda que podrían emprender los jóvenes hacia otros destinos, como Villa Gesell, a 20 kilómetros de distancia, separada por un ágil tramo de autopista de la ruta 11. Se teme por los riesgos que implica que miles de jóvenes puedieran trasladarse durante la madrugada.
“Entendemos que es una medida de tipo preventivo”, confió una fuente de la comuna a Clarín, “pero oficialmente no conocemos las razones”. Lo cierto es que la estructura societaria del boliche la integra el abogado Víctor Stinfale, principal imputado por la fatídica noche de Time Warp. “Está claro que la preocupacion de Stinfale no está en el boliche de Pinamar, su situación judicial es complicada: está con prisión domiciliaria por cuestiones de salud, y en octubre se le negó permiso para salir del país”.

El complejo Ku/El Alma está habilitado hasta 2022 y cuenta con su documentación en regla, “que no abra sus puertas corresponde exclusivamente a una decisión de sus propietarios”, dijo la misma fuente.

Hace tres meses la municipalidad de Pinamar presentó un proyecto de ordenanza para que los balnearios funcionen en la noche a modo de bares. “De este modo se podría contener a miles de chicos, una novedad para extender la figura de los bares a las playas”, explicó a Clarín el secretario de gobierno de la comuna, Guillermo Benítez. Pero la iniciativa no prosperó.

El Concejo Deliberante rechazó la propuesta desde un comienzo y mañana (por ayer) será la última sesión y los concejales no prevén ni siquiera tratarla. Como Estado lo que pretendemos hacer es aggiornarnos, pero hay quienes pretenden un Pinamar retrógrado, atrasado cuarenta años, que quieren que la municipalidad cargue con la responsabilidad de turistas desplazándose por la ruta”, explicó el funcionario.0

El plan de los bares de playa estipulaba controles de nocturnidad e iban a estar abiertos hasta las dos de la madrugada. Los concejales lo rechazaron por mayoría: de 14 concejales, el oficialismo -Cambiemos- tiene 5. Hay otros boliches que abrirán sus puertas como cada temporada, pero ninguno con semejante capacidad.
El complejo Ku/El Alma, ubicado frente al mar en el sur del balneario, está habilitado para albergar a 5.860 personas y hubo temporadas en la que abrió todas las noche. Cuenta con 6 pistas y 24 barras y cabinas para Djs invitados. “Vanguardista como pocos, en este clásico tocaron los mejores djs nacionales e internacionales”, los describen sitos de música.

Entre los otros boliches está “Sabbia”, “un restorán bailable”, lo definió Mike Cameroni, figura experimentada de las relaciones públicas. “Pero Sabbia apunta a otro público, tiene espacios separados como si fueran dos discos en una, una para mayores de 28, promedio, otra para más jóvenes”, contó. Tiene capacidad para 1.700 personas. El resto de los boliches de Pinamar son más chicos.

El análisis que hace Gustavo “Palmer” Mustoni, DJ, ex barman y dueño de boliches de moda por años, es que el cierre del complejo no significa que la noche de Pinamar vaya a terminar. “Hay otros lugares, Mr Jones, La Luna, que abre todo el año, entre otros, y hay fiestas en paradores, pero el problema es otro, porque las temporadas ya no son las mismas. La que viene, como la que pasó, estará a tono con la caida de la rentabilidad que hubo en el año”, dijo a Clarín. NR

ku-de-pinamar2