Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

El día que La Alameda denunció a Jorge Ibañez

(CABA) Parabuenosaires.com tuvo acceso al video que vinculaba a Jorge Ibañez con los talleres clandestinos de confección. La denuncia fue hecha en su momento por el titular de la Alameda, hoy legislador porteño, Gustavo Vera quien presidirá la comisión especial sobre trata de personas en la legistura, Mirá el video contra Ibañez en En 2011, se allanó el taller de los diseñadores top. Una semana demoró el Juez Federal, Luis...

taller clandestino ibañez jorge

(CABA) Parabuenosaires.com tuvo acceso al video que vinculaba a Jorge Ibañez con los talleres clandestinos de confección. La denuncia fue hecha en su momento por el titular de la Alameda, hoy legislador porteño, Gustavo Vera quien presidirá la comisión especial sobre trata de personas en la legistura,

Mirá el video contra Ibañez en

En 2011, se allanó el taller de los diseñadores top.

Una semana demoró el Juez Federal, Luis Armella, para allanar el taller textil clandestino de la calle Pitágoras 1790 que confeccionaba prendas para los diseñadores glamorosos: Benito Fernandez, Laurencio Adot y Jorge Ibañez. Pero tal como el titular de la Alameda manifestó por escrito ante el juzgado federal de Quilmes horas antes del allanamiento, el taller había sido vaciado el mismo lunes 7 de junio y sólo habían quedado las máquinas de coser y los maniquíes.

Prendas, etiquetas y moldes fueron trasladados por orden de Benito Fernandez, horas después que la AFIP intentará inspeccionar el lugar la semana pasada. El juez Armella tiene conocimiento por la declaración testimonial de Gustavo Vera de dónde fueron trasladadas esas evidencias y sin embargo, aún no dispuso el allanamiento, como tampoco sobre la oficina del estudio contable Hidalgo y Alonso, a cargo de Gloria y su marido Clemente, que trabajan con Benito Fernandez, ubicado en Rivadavia 611, piso 7°; ni secuestró la documentación de las boutiques de los imputados pese a las graves denuncias formuladas por delitos penales tributarios.

Desde la Alameda denunciamos que Benito Fernandez se ha llevado toda la documentación contable de la boutique y que la inexplicable demora en el acción judicial sólo favorece la impunidad de quienes han basado su riqueza en la superexplotación de costureros y en la gravísima evasión tributaria al Estado. La Alameda presentó varios testigos claves e incluso denunció el encubrimiento que durante años han hecho desde la DGI algunos inspectores que sostenían una relación de cohecho con Benito Fernandez. El taller de Pitágoras coció ininterrumpidamente para Fernández durante más de una década en condiciones de clandestinidad, alrededor de ocho años para Laurencio Adot y los últimos meses también para Jorge Ibañez.

Los diseñadores se golpean el pecho proclamando su inocencia, mientras vacian de pruebas y evidencias al taller clandestino y siguen sin mostrarle a la justicia y la sociedad cuáles son los supuestos lugares registrados dónde confeccionan sus prendas.

Ahora también hacen desaparecer la documentación contable de sus casas matrices, aprovechando los lentísimos tiempos del Juzgado Federal de Armella que demoró una semana en citar a los denunciantes para ratificar la declaración y que incluso se negó la semana pasada a recibir datos sobre el vaciamiento del taller, que pudimos aportar recien el lunes 14 de junio cuando fuímos citados formalmente.

Esperamos sinceramente que se investigue a fondo a los denunciados, que se cite y luego proteja a todos los testigos propuestos y que no se confirmen las sospechas de garantía de impunidad de las cuales de jacta Benito Fernandez quien en la semana en que fue denunciado extrañamente puso en su perfil de Facebook una foto junto a Karina Rabolini, la esposa de Daniel Scioli y amiga del imputado.

En 2011, se allanaron el taller clandestino por el caso de los diseñadores top

Luego de la denuncia que realizó Democracia en la que se acusaba a los diseñadores top de confeccionar sus vestidos en talleres clandestinos, se concretó el allanamiento pero el lugar estaba vacio, según Diario Crónica.

Por Mercedes Ninci

El juez Federal Luis Armella allanó el taller textil clandestino de la calle Pitágoras 1790 de Avellaneda, donde se hacían los vestidos de los diseñadores Benito Fernández, Laurencio Adot y Jorge Ibáñez.

El operativo se realizó horas después de que el titular de la ONG La Alameda, Gustavo Vera, ratificara la denuncia en los Tribunales Fe derales de Quilmes.

Al lugar llegó una comisión de la Policía Federal y miembros del juzgado. Según trascendió no había nadie en la casa. Al ingresar, sólo encontraron algunas máquinas de coser y maniquíes, puesto que los vestidos habían sido llevados a otro lado.

Según trascendió en Tribunales, el domicilio fue clausurado por infracción a la ley de “trata de personas”, por tener trabajando inmigrantes en situación irregular. Lo insólito es que el alla na mien to se hi zo ocho dí as des pués que el semanario “Democracia” revelara el escándalo.

“Tal como lo habíamos adelantado, y como lo planteamos en el expediente judicial, el lugar había sido vaciado de prendas, moldes y etiquetas por orden de Benito Fernández horas después de que la AFIP intentara inspeccionar ese do mi ci lio, el lu nes 6 de ju nio cuan do “Democracia” publicó la primicia.

El juez Armella sabe dónde están las pruebas que ocul ta ron. No tie ne más que ir a bus car las,” dijo el titular de La Alameda, Gustavo Ve ra. “A demás queremos denunciar que Benito Fernández vació la documentación contable de la bou ti que de Arro yo y Sui pa cha, mientras misteriosamente sus contadores del estudio Hidalgo Alonso de Rivadavia 611, 7º piso, están paseando por Francia.

Esperamos que el juez actúe sobre el estudio contable porque la defraudación tributaria es enorme y que también actúe sobre la DGI y se investigue qué inspectores han permitido este funcionamiento históricamente ilegal a cambio de extrañas y periódicas visitas irregulares a la boutique, tal como denunció la testigo, María Laura Migueles”, agregó Vera.

Migueles fue la en cargada de la Maison de Benito Fernández durante 23 años. En una entrevista exclusiva con “Democracia” reveló que el diseñador trabajaba desde hace más de 21 años con Lucía y Juana Pérez Núñez, la primera de ellas dueña del taller clandestino de la calle Pitágoras, donde una cámara oculta mostró que se pagaba a los costureros desde seis pesos la ho ra. Juana, en tanto, tiene un taller en el Camino General Belgrano que también trabaja para los tres modistos.

Otra costurera, en este caso de Laurencio Adot, se ña ló que las hermanas Núñez cosen en sus talleres ha ce 14 años para este último. Adot puso un abogado a Lucía Núñez, pero ésta en las últimas horas decidió cambiarlo. Tanto Migueles como Ana Muñoz, amiga de Lucía Núñez la dueña del taller, confirmaron que allí se hicieron mas de 15 vestidos de la princesa de Holanda Máxima Zorreguieta, trajes para la jueza de la corte Elena Highton de Nolasco, cinco vestidos para Claudia Shiffer, y los vestidos de casamiento de la mujer de Martín Palermo y Pampita entre otros. Ana agregó que allí se confeccionaron, tal como adelantó “Democracia”, los vestidos que en la entrega del Martín Fierro usaron Nicole Newman , Julieta Prandi y Selva Alemán y Laura Novoa.

 

 

Comentarios

Ingresa tu comentario