Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

El día que Guido Suller le dijo que no a Freddie Mercury

"Me había invitado Freddie a formar parte de su fiesta"

Guido Süller habló con Franco Torchia y Krocita en La Once Diez/Radio de la Ciudad y reveló una anécdota con el inolvidable Freddie Mercury, en una visita a Argentina. También se refirió a Vicky Xipolitakis y el vuelo del escándalo.
En diálogo con “No se puede vivir del amor”, “Guidosú” opinó que “la tele necesita de gente mediática porque el actor es aburrido. Le sacás el libreto y es aburrido”.

Consultado sobre Vicky y el vuelo del escándalo, sostuvo que “es una mediática porque no tiene ningún talento. Tiene hambre de fama, es capaz de cualquier cosa. No sabemos, del todo, si está bien de la cabeza. Vive en un mundo paralelo y se cree que es impune y hay cosas donde descarriló“.

Guido, que se jubiló recientemente de Aerolíneas Argentinas, dijo que Vicky “puso en riesgo la vida de muchas personas”.

El ahora ex jefe de cabina, aseguró: “Sentí mucha angustia. Al pasajero hay que protegerlo y ella atentó contra es. Es una falta de respeto a todos los que nos tomamos en serio esta profesión. Los dos pilotos se comportaron como pajeros“.

Y remarcó: “En los momentos críticos, despegue y aterrizaje, el piloto y co-piloto tienen que estar muy concentrados”.

En otro orden de ideas, reveló una anécdota que tiene como protagonista a nada más y nada menos que al eterno Freddie Mercury.

“Cuando vino Freddie Mercury a la Argentina, yo trabaja de modelo, era muy jovencito, y él pidió… hizo un listado de chicos que quería que estuvieran en una fiesta que iba a hacer después de su recital y me había invitado. Me había invitado Freddie a formar parte de su fiesta… era una orgía pero nunca me dijeron que era eso“, contó Guido.

“Yo era chico y mis padres no me permitieron asistir a la fiesta privada”, agregó. “Yo hubiera ido… pero le dije que no. Tal vez hubiera tenido relaciones sexuales con él”, sostuvo.

Si bien el mediático reconoce que algunas cosas han progresado, como lo del casamiento igualitario, sostiene que “la Argentina sigue siendo homofóbica”.

“La sexualidad no es una elección de vida. Yo creo que si tuviera que elegir, no elegiría ser homosexual. Para mí, el mundo está hecho para heterosexuales“, concluyó.

Comentarios

Ingresa tu comentario