Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

El destape de Majo Martino, la notera hot de Este es el Show

La ascendente periodista lució su belleza desde Mar del Plata y habló de todo en una entrevista íntima.

Desde pequeña, María José Martíno (29) se preparó para llegar a ser la versátil cronista que va tomando vuelo propio en Este es el show. Más conocida como Majo, o como “la notera hot”, su carrera profesional puede tomar una trayectoria similar a la de Pedro Alfonso, quien fue el pionero en pasar de sacrificado productor de Ideas del Sur a destacarse delante de la cámara.

Desde Mar del Plata, donde está cubriendo la temporada para el programa de José María Listorti y Paula Chaves, y para Viva la tarde (C5N), la periodista de Ideas del Sur se animó a posar, con sus 1,60 metros de estatura, una sonrisa cautivante y esa mirada hipnotizante, en una producción de fotos sexies para Ciudad.com. Pero su destape no fue sólo visual: también habló de todo. Reveló que practica yoga, que jamás pasó por el quirófano, que hubo famosos que le tiraron onda después de una nota y que extraña su juvenil flequillo castaño, el cual resignó al protagonizar una publicidad en Perú.

-¿Cómo empezaste en los medios?

-Arranqué trabajando en radio, en el programaContactos de La 100, en las medianoches con la“Negra” Adriana Verón. Después estuve en la producción de un programa de Liliana Caldini enCVN, pero digamos que en la tele me inicié como productora de Ideas del Sur.

-¿De chica ya te inclinabas para el mundo del espectáculo?

-Sí, desde los 9 años hice comedia musical y al tiempo empecé con teatro en la Asociación Argentina de Actores y después en la escuela del Teatro San Martín. Como era muy tímida, me mandaron para que pudiera soltarme un poquito. Ahora ya puedo manejarme ante cámara, pero sigo siendo tímida. Cuando estaba en la escuela de Ana Pechman, hicieron un casting para una comedia musical y quedé para hacer el Show de los Chicos enamorados, una obra adaptación del libro de Elsa Bornemann. No es que estudié danza, pero me contrataron para eso y lo presentamos en Clásica y moderna, en la calle Corrientes. Hasta nos fuimos de gira.

-O sea que tenías bien en claro tu objetivo…

-Siempre me gustó el medio artístico. Desde chiquitita jugaba a conducir un programa de televisión o a tener un programa de radio. Toda la vida me gustó estar en contacto con los medios de comunicación, en especial con la radio y la televisión. De hecho, todos los sábados me acercaba a una radio barrial de Flores porque me gustaba salir al aire, y el primer colectivo que aprendí a tomarme sola fue el 126 para ir hasta los estudios de Telefe y El Trece, me las ingeniaba para entrar porque no conocía a nadie.

-¿Tuviste la suerte de participar al aire en algún programa?

-Jugué en Ta Te Show, de Leonardo Simmons; y en Fer play, con Fernando Bravo. La única persona que admiraba de chica era a Xuxa y también jugué con ella. Fue muy loco, porque yo era tan obsesiva de investigar lo que pasaba con ella, y me enteré por una revista que Xuxa se estaba por ir del país. En esa época grababan en Sonotex, en Martínez, entonces llamé preocupada porque estaba triste de que se fuera y pedí que me pasaran con la producción. Se ve que me pasaron al camarín ¡y hablé con Marlene Mattos (exmanager de la animadora brasileña)! Entonces le pasé con mi mamá y arreglamos que al día siguiente iba a ir al programa. Fue así que mi mamá le contó de cuánto admiraba a Xuxa, hasta que me pasan de nuevo el tubo… y del otro lado me saludó Xuxa por teléfono. ¡No sabés mi emoción! Ella misma me invitó al programa. Después jugué con ella y todo.

-¿Cómo fue el paso de estar atrás de cámaras a tomar el micrófono y salir al aire?

-Lo primero que hice fue un casting y quedé de Ideas del Sur, en un programa de juegos telefónicos en las trasnoches de El Trece. Fue toda una novedad porque ya era productora de Ideas y paralelamente quedé como conductora. Aunque luego no hice más nada, entonces me quedé con el tema de la producción, que te absorbe bastante, y no me dediqué a postularme a otros castings. Hasta que nos fuimos de gira con Soñando por Cantar junto aMariano Iúdica. Siempre se hacían móviles con los participantes ganadores para Este es el show, pero un día en Santiago del Estero, los chicos que salían al aire no hablaban mucho que digamos. Entonces, elChato Prada me puso el micrófono en la mano y me hizo salir al aire. ¡Menos mal que estaba presentablemente vestida! En el momento me sentí segura, a pesar de que por dentro estaba nerviosa. Claro que siempre me gustó y de hecho estudié para lograrlo. Después seguí con los móviles para el programa durante la gira, pero hubo un parate a la par del Soñando. Después de eso, hice notas para mandar a otros programas del canal Magazine. Fue así que el Teto Medina le pidió al Chato que fuera panelista del programa, después arranqué con Angel de Brito casi como periodista fija durante varios meses. Y en 2014 estuve a la mañana en Informadísimos y también en BDV. Digamos que una cosa fue ocurriendo detrás de la otra. Esto que me está pasando es algo que siempre busqué y me hace feliz.

-¿Cuál es tu anhelo profesional en un futuro mediato?

-Mi deseo es crecer y desarrollarme en lo que más me gusta hacer, lo que estoy haciendo ahora. En el camino también pude hacer publicidades y poner en práctica algo de mi experiencia en actuación. Así fue que me postulé por Facebook para hacer una publicidad de un desodorante en Londres y quedé, ¡pero yo sólo quería viajar! (risas). Luego, hice la publicidad del jabón en polvo Bolivar para Perú. Además, cuando viajé junto a José María Listorti y Pedro Alfonso a Brasil para hacer las cámaras ocultas, me eligieron para hacer la publicidad del Club Med.

-Por cómo te lookeás para salir al aire, se ve que sos coqueta y estás muy pendiente de la estética, ¿te cuidás mucho?

-Me empecé a cuidar y tener constancia recién el año pasado, me refiero a tener constancia en los ejercicios. Ahora en Mar del Plata estoy un poco más vaga. Sobre todo, comencé a comer más sano, fui a una nutricionista que me indicó una dieta, aunque siempre fui flaquita por mi buena genética. Pasa que cuando entré a Ideas del Sur, era tal el timming, que podía olvidarme de comer y de por sí yo tiendo a adelgazar. Entonces, en esas épocas comía un montón a propósito porque no me gusta estar muy delgada. Y ahora me cambió el metabolismo y me tengo que cuidar. Igual, como lo que me gusta y a veces me paso.

-¿Cuál es la clave para mantener ese físico que lucís en las fotos que acompañan esta nota?

-Cirugías no tengo ninguna. Sólo hago Funcional Gym, ejercicios funcionales, que no son ni aparatos ni crossfit. Es un intermedio, muy relajados y adaptados al cuerpo de uno. Son clases de 45 minutos que hago tres veces por semana. Lo cierto es que tomo mucha agua y me cuido la piel con cremas, lo normal para cualquier mujer.

-¿Cuál es tu estado sentimental?

-Vivo sola y hace tres años que estoy soltera. Antes viví casi una convivencia, pero me separé y desde ahí no formé ninguna pareja porque no me enamoro fácil. Mi último noviazgo fue una relación muy importante y me tomé mi tiempo para encontrarme a mí misma. Pero ya estaría como para volver salir al ruedo, ja, ja.

-Imagino que más de un famoso se te habrá tirado un lance entre nota y nota…

-(Risas) Recibí propuestas de famosos en Ideas del Sur, sí. Aunque no salí con ninguno, pero porque no me atrajo ninguno como para aceptar una invitación. La realidad es que me porto muy bien, ja, ja. Además, estando adentro de Ideas, uno conoce muy bien a los famosos. Varios son picaflores. Antes, cuando estaba en la radio, siendo más chica, sí…

-¿Saliste con algún famoso de más joven?

-Ja, ja… Con un par de músicos. Pero fue todo muy naif, nada importante. ¡No me pidas los nombres, por favor! Me los reservo.

-Ok, ¿pero te podrías enamorar en un ámbito laboral?

-Sí, me podría enamorar en el trabajo, de hecho a mi ex lo conocí por amigos en común del medio. Creo que el amor aparece cuando y donde aparece, pero mayormente suelen aparecer fuera del trabajo. Las personas con las que me relacioné en este último tiempo fueron por fuera del trabajo.

-¿Y qué tiene que tener un hombre para que le des una chance?

-No voy a ser hipócrita: lo físico es fundamental, porque primero me entran por los ojos, no es que me conquistan por la cabeza. La plata no me importa, pero también me ha pasado que venían chicos hermosos, pero que eran nabos o cancheros y no me sedujeron. Es fundamental que sean respetusos de la mujer, educados y alegres, que me hagan reír. Nunca salí con alguien más grande que yo, siempre de mi edad. Bah, en realidad me gustan más chicos que yo.

-¿Bancás a Viviana Saccone, que a sus 45 años sale con un colega de 21?

-Ja, ja. Yo tengo 29, pero la re banco a Viviana.

-¿Qué otras actividades hacés fuera del horario de trabajo?

-Me gusta hacer yoga, meditación y ahora no tengo mucho tiempo libre, pero una de las cosas que más me gusta hacer es ir al cine. He ido sola al cine, pero mayormente con amigas. Si hay algo que me gusta es compartir las cosas con alguien, pero si no hay nadie que me acompañe, veo una peli sola, no me molesta. También, escribo mucho, soy muy analítica. En una época escribía todo lo que soñaba y eso me servía para analizarme. He llegado a muchas conclusiones yendo a terapia, lo analizábamos con el psicólogo. Ahora estoy con análisis bioenergético, trabajo con las energías del cuerpo desde lo físico en vez de ir al psicólogo y trabajar con la mente. Para mí es muy importante el crecimiento espiritual y lo tuve desde chiquita. Siempre hice cursos o seminarios relacionados con la espiritualidad y siempre era la más chiquita en esos lugares. La verdad que está bueno, antes me preguntaba por qué, pero ahora que trabajo en los medios, lo pongo en práctica para evitar el estrés de vivir a mil por hora. Por eso además hice el curso del Arte de Vivir.

-¿Tuviste ofertas para ponerte las plumas en el teatro?

-Por ahora no tuve propuestas teatrales. Sí conduje el evento de apertura del Carnaval de Gualeguaychú para el canal 9 de Entre Ríos. Me gusta entretener desde el lado de la alegría.

-¿Te imaginás siguiendo los pasos de Pedro Alfonso? Quién te dice, tal vez en un tiempo te conviertas en una candidata al Bailando…

-(Risas) ¿Te parece? Pedro hay uno solo. Yo siento mucho orgullo de hacer el programa desde adentro, pero personalmente, no me veo en el rol de participante del Bailando. Como que voy despacio, paso a paso en la carrera.

-¿La gente te va reconociendo en la calle? ¿Cómo te llevás con ese tema?

-Al estar en un programa como Este es el show, la gente me va reconociendo más, pero lo tomo con tranquilidad. Sí siento que está bueno que porTwitter (@Okmajomartino) la gente me tire buena onda, es lindo recibir halagos. La realidad es que desde que volví de un viaje a Europa que hice solam, me di cuenta de que soy yo donde esté, el lugar o la posición no me cambia. Sea en Argentina, en Inglaterra, en Ideas, etcétera. No es que cambio. La clave es conocerse a uno mismo. Este proceso de introspección lo empecé cuando me separé.

-¿Soñás con casarte y formar familia?

-Sí. No le temo al matrimonio, porque si estoy enamorada hago lo que sea, pero tampoco es que necesite casarme sí o sí. Por lo pronto, tengo un departamento en Palermo, con un gato de mascota. Sólo me falta el hombre y después tener los bebés, ja, ja. Casi nada, ¿no?

 

Fuente: Ciudad.com

Comentarios

Ingresa tu comentario